Tal y como era de esperarse desde que nos enterásemos de la inminente llegada de una nueva saga de la historia que narra la vida de Goku y sus amigos, bajo el mando su histórico creador Akira Toriyama, las cosas comienzan a funcionar y a engranar de la mejor manera posible dentro de la perfecta maquinaria creada por "Animaciones Toei" para dicha viralización en todas las pantallas chicas de Japón. Es por ello que, en esta ocasión, y tras la revelación de importantes novedades dentro de la serie, tenemos el agrado de sumar una más, una que quizás, sea un punto de inflexión de aqué en adelante para la narrativa en cuestión.

Tras confirmarse la verdadera identidad de Black, aquel villano que tiene a nuestros héroes a mal traer hace varios episodios, y pese a no tener bien en claro cual es la identidad del segundo Zamasu (Ya sabemos que el primero de los mencionados y el segundo son la misma persona, ya que el kaio tomó el cuerpo de Goku mediante un deseo a las Super Esferas del Dragón), las cosas han ido viento en popa para la franquicia dueña de los derechos de la saga.

Consiguiendo un interesante 16% del total del territorio japonés (Obviamente refiriéndonos a los Otaku) y situándose como la principal serie de la actualidad, la historia de Toriyama comienza a levantar vuelo hacia números nunca antes vistos ni pensados, los cuales la podrían ubicar dentro de los 20 puntos porcentuales, llegando a fines de 2016.

Dando por finalizado un nuevo e interesante artículo, queremos como siempre, recordar y destacar que la misma, comenzó su andadura dentro de este ranking (El 5 de julio de 2015) muy por debajo del 6%, siendo su principal salto durante la etapa de Trunks del futuro, en la que a priori, nuestros guerreros preferidos deberán afrontal su primera batalla a vida o muerte. ¿Podrá el episodio del próximo sábado (61), continuar con esta interesante y ascendente senda? ¿O el público comenzará a cansarse por la lentitud que está teniendo la historia a la hora de revelar ciertos detalles? ¿Qué opinan ustedes?