No ha sido una boda totalmente idílica, de hecho no ha sido una boda sino una celebración de boda ya que el ‘sí quiero’ parece que ya se lo habían dado hace tiempo, concretamente en su viaje a la India hace unos meses.

La nueva ‘dueña del cortijo’ tras la deserción mal disimulada del anterior ‘dueño’ Jorge Javier Vázquez, tiene muy mal carácter como se ha podido apreciar más de una tarde en su conducción de ‘Sálvame’.

Trata de reprimirlo haciendo todo tipo de bromas, algunas de dudoso gusto, y payasadas para buscar la complicidad de la audiencia, pero cuatro horas diarias de programa de lunes a jueves, son muchas horas para estar siempre intentado hacerse la simpática.

Y para muestra, el desprecio que le mostró a Lydia Lozano en la tarde del pasado jueves. Tras hacer Lydia una interpretación del tema ‘Ni una sola palabra’ de Paulina Rubio, convenientemente caracterizada y en el momento de las votaciones por parte de sus compañeros, Mila Ximénez le dijo: ‘Por lo que tú y yo sabemos hoy te voy a dar un 10’.

No tardó nada Paz Padilla en querer cotillear que era ‘eso’, a lo que Lydia le contestó que no era asunto suyo y que era cosa de Mila y de ella, pero que si quería se lo contaba en la pausa publicitaria. La presentadora torció el gesto y no quiso atenerse a explicaciones soltándole con muy malas formas: ‘A mi tu vida me importa tres narices’ dejándola con la palabra en la boca. Lydia se quedó desconcertada y a continuación salió del plató llorando sin que en ningún momento la presentadora mostrase la menor empatía hacia ella.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Telecinco Televisión

Pero vamos a la ‘no boda’ que se celebró a pie de playa en Zahara de los atunes. La novia vestida con un elaborado vestido largo muy estilo Bollywood con mucha pedrería en la parte superior, cola y velo, hizo su aparición en coche de caballos y nada más llegar al altar montó en cólera llamando ‘intrusos’ a los paparazzi que se presentaron en la boda. Recordemos que una playa es un lugar libre para tomar fotos y esta señora que vive gracias a los contenidos generados por esos a quién tanto desprecia no dudó en lanzarles: ‘Bienvenidos todos menos los paparazzi’.

El problema es que por lo visto ella quería una total intimidad en una celebración a la que ni invitó ni siquiera hizo participes a sus compañeros, únicamente ¡Oh, casualidad! Fueron invitados. Belén Esteban y Kiko Hernández, los únicos con los que parece tener alguna afinidad o con los que, lo más probable, huye de tener rencillas.

Cómo vulgarmente se dice, le salió el tiro por la culata ya que Kiko dijo que si no iban sus compañeros él tampoco y la Esteban declinó la invitación hecha con solo tres días de antelación alegando no saber que ponerse.

Al enlace si asistió el director de ‘Sálvame’ David Valdeperas pero no la famosa ‘cúpula’, que alegaron motivos personales para no ir.

Hoy lunes, la tensión en el plató de ‘Sálvame’ era evidente y a paz Padilla se la ha podido ver muy nerviosa tras decir al comienzo del programa que prometía explicar todo sobre el enlace. Ha sido precisamente Kiko Hernández el encargado de dar paso al reportaje de la boda ¡Vivan los novios!

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más