Aunque ya conocemos una parte de Suso que nos enseñó cuando estuvo participando en la 16 edición de Gran Hermano, es ahora cuando nos está mostrando realmente como es, y poco a poco se está abriendo más en el programa, y nos está dejando ver el Suso romántico y sensible que hasta ahora no conocíamos, aunque su lado más pillín es el que más muestra y el que muchos no comparten, ni siquiera sus pretendientas.

Desde que comenzó a buscar el amor en mujeres y hombres y viceversa dejó muy claro que el sexo le gusta mucho, y que es una persona que no puede vivir sin ello, y así lo vivimos en la primera cita sin testigos que tuvo con Arantxa, que aunque ninguno de los dos lo acabó de contar, supimos enseguida que en esa cita había habido mucho más que besitos.

Pero la pretendienta, al ver que había sido una más de la larga lista del catalán, y que no le daba la misma importancia a dicho encuentro que la que le daba ella, finalmente, abandonó la conquista, desmotivada y desilusionada. Está claro que para Suso el sexo es sólo una manera de pasárselo bien, y no le da la misma importancia que le dan las mujeres, sino que es simplemente una diversión.

Como ya ha dicho en varias ocasiones, en sus encuentros sin testigos va a aprovechar todo el tiempo para mantener relaciones sexuales, pero en la última cita sin cámaras, algo pasó, ya que no sale muy convencido de la cita, y no duda en expulsar a su pretendienta, ¿qué pasó en la cita? Simplemente que la chica no aceptó tener relaciones con él, por eso la expulsó inmediatamente.

¿Entonces todas aquellas chicas con las que no consiga tener sexo van a ser expulsadas? Su pretendienta favorita, Melisa, ya le dejó bien claro desde el principio que con ella no pasaría nada de eso en las citas, sin embargo, la sigue teniendo ahí sentada, mientras que a las demás si no quieren mantener relaciones las expulsa directamente.

Vídeos destacados del día

¿Este chico que se ha creído? Las exigencias con respecto al tema del sexo le van a jugar una mala pasada, y lo que le pasará es que ninguna chica va a ir al programa para pretenderlo, entonces se tendrá que ir por donde ha venido.