Vaya fin de semana más movidito el que hemos tenido una relación noticias actualidad de los protagonistas del programa de Telecinco mujeres y hombres y viceversa. Si primero fue Suso el cupo la actividad informativa del programa anunciando que va hacer una locura por amor, y que acabo haciendo marchándose directo de la grabación del programa a Barcelona para cumpleaños de su madre, los últimos han sido dos pretendientes de Ana Anginas.

 Hablamos de Juan y de Iván, los dos chicos que más números tienen para marcharse de la mano de la tronista, y que han  protagonizado uno de los capítulos más bochornosos vistas nunca al aire libre entre pretendientes de MYHYV.

Anuncios

Los hechos sucedían después de la última grabación,  cuando Juan se dirigía Barcelona la ciudad en la que vive e Ivánhacia lo propio en dirección a Murcia para pasar el fin de semana junto a los suyos. Allí, ambos enviaron, y aunque me iban a coger el mismo tren, dada la tardanza de estos no tuve más remedio que juntarse y comenzar a charlar.

Si bien al principio la que tú veamos, según cuentan los testigos, fue de lo más cordial, poco a poco la cosa se fue calentando después de que Iván  le reprochara a Juan su actitud chulesca en relación tanto Ana como el resto de pretendientes.

Si bien en principio el catalán trato de evitar entrar en enfrentamiento desagradable en público,  El hecho de que el tono del murciano fuera subiendo le llevó a igualar el tono y las formas de su rival montando un auténtico espectáculo en la estación de tren.

 Allí, muchas de las presentes, se mostraron sorprendidos ante el show que esos dos chicos estaban montando voz en alto, siendo reconocidos por parte de alguno  de los allí presentes que no ha tardado en narrar toda esta historia a la prensa.

Anuncios

Éstos mismos testigos aseguran que no llegaron a las manos de milagro. El hecho de estar en un lugar público, con mucha gente de por medio, y con miembros de seguridad rondando por ahí, habría cortado lo que parecía un cara cara en toda regla que podía haber acabado muy pero que muy mal.