Este verano se hacía publica la relación entre los canarios, mediante unas instantáneas que ellos mismos publicaron en sus redes sociales y, en Agosto, ambos pisaban el grandioso estadio 'Parque de los Príncipes' para hacer la presentación oficial de Jesé en su nuevo equipo: el París Saint-Germain. Desde este evento han pasado ya dos meses y los medios franceses empiezan a cuestionar el esfuerzo que estarían haciendo Jesé y su novia para adaptarse a su nuevo hábitat en la capital francesa. 

Para comenzar, Jesé no se habría molestado en alquilar una casa y sigue viviendo en el hotel parisino 'Le Royal Monceau', un lujoso e impresionante hotel de cinco estrellas ubicado en Los Campos Eliseos, en el que la habitación más discreta cuesta más de 700 euros la noche. Pero lo preocupante no es el elevado precio de la habitación (ya que el ex-madridista puede permitírselo), sino que al no tener una casa no puede tener esa estabilidad que le gustaría al PSG.

Además, el futbolista canario no se estaría esforzando mucho en aprender francés porque la mayoría de sus compañeros de vestuario hablan español, cosa que ni al club ni al entrenador, el también español Unai Emery, les estaría gustando.

Incluso algunos medios galos se han atrevido a afirmar que Jesé Rodríguez habría tenido que llamar al orden a su actual pareja, Aurah Ruiz, estableciéndole un tope salarial de unos seis mil euros semanales. 

En definitiva, la pareja está viviendo a todo tren, al fin y acabo son jóvenes y ricos. No obstante, en Francia no paran de debatir si este lujoso estilo de vida puede interferir negativamente en la calidad del fútbol de Jesé. De hecho, el canario tan sólo ha jugado un único partido de titular y suma tan sólo 127 minutos en las nueve jornadas transcurridas en la liga francesa. ¿Podrá Jesé Rodríguez, con la ayuda de Aurah Ruiz, remendar esta complicada situación y volver a demostrar su gran calidad en los campos de fútbol? Esperemos que sí y que ambos puedan aclimatarse mejor a la cultura francesa.

Vídeos destacados del día