Se ha estrenado el capítulo número 62 de Dragón Ball súper, y sin duda alguna, la nueva transformación de Trunks ha dejado emocionados a muchos fanáticos, pero no bastará para destruir a los enemigos, por lo que Bulma, Vegeta y Goku deciden, por petición de Trunks, volver al pasado y buscar una nueva forma de destruir a Black y Zamasu.

Una vez de regreso a la línea de tiempo del presente, Trunks niño y Goten quieren ayudar a combatir a los villanos, a lo que Bulma les advierte que es bastante peligroso ir y, además, una vez recuperado Goku, él buscará la forma de derrotarlos y se encargará de la paz en la línea de tiempo del futuro.

Anuncios

Vegeta, tremendamente fastidiado por la mención de su esposa Bulma hacia Goku, decide ir a entrenar en la habitación del tiempo y así volverse más fuerte para enfrentar de vuelta a los enemigos del futuro.

Recordemos que la última vez que Vegeta ha entrenado en la habitación del tiempo para luego enfrentar a un enemigo fue en la saga de Cell, con el ambicioso deseo de poder superar los poderes de un súper Saiyajin Base. En aquella oportunidad, había entrado junto con su hijo Trunks para entrenar, cuando Vegeta había salido de la habitación del tiempo aumentóconsiderablemente sus poderes, pero sin llegar aún a la fase 2, aunque logró llegar al súper Saiyajin en tercer grado, transformación que no usó por resultar abrumadoramente desgastadora, pero que sí lo vimos con Trunks.

Esta vez, Vegeta quiere incrementar los poderes del súper Saiyajin Dios Azul, ¿pero qué tanto lo logrará? Si llegase a entrenar igual a como lo hizo en la saga de Cell, podría alcanzar el Grado 3 del Dios Azul, el cual resultaría desgastante, pero si lograra grandes incrementos de fuerza, valdría la pena utilizarlo contra Black para poder derrotarlo, o, al menos para poder pararlo mientras Goku realiza la técnica del Mafuba contra Zamasu, plan que confirmamos con el avance del capítulo 63, en donde Goku menciona a Vegeta que se haga cargo de Black mientras Goku trata con Zamasu, quien no podrán derrotarlo fácilmente, ya que se trata de un ser inmortal.

Anuncios

Si bien el siguiente capítulo número 63 se titula “El orgullo y sangre Saiyajin, la feroz Batalla de Vegeta” no nos da la certeza de que el entrenamiento de Vegeta pudiera ser tan fructífero, ya que el siguiente capítulo 64 se titula “Alabanza, arrodíllense si quieren piedad, la fusión de Black y Zamasu” no cabe dudas que Vegeta dará una de sus batallas más grandes en lo que va en la serie, tanto es así que Black y Zamasu tendrán que recurrir a la fusión.

No olvides dejar tu opinión en los comentarios y de seguirnos para tener siempre toda la última información del mundo Dragón Ball.