Que haya dos chicas nuevas, guapas, atractivas, sin pareja y que estén más que dispuestas a todo para mediante el uso de sus armas de mujer llevarse al chico que les ha gustado y mucho de su tiempo previo como espectadoras de GH17, no gusta dentro de la casa.

Desde la entrada de Rebeca y Michelle, y sobre todo desde que esta última hiciera aparición en Guadalix de la Sierra, a algunas de las veteranas de la casa no parece haberles hecho mucha gracia tanto desparpajo habiendo torcido el bigote hasta que alguna de ellas no ha dudado ya en hacer visible el descontento ante tanto descaro en sus actitudes con alguno de los chicos de la casa.

Ese es el caso de Clara, la que se creía el auténtico y único pivon dentro de la casa y que ahora, viendo la dura competencia que se viene con estas dos chicas, no ha dudado en rajar de ellas poniendo el foco sobre Michelle

A esta, aunque detrás de ella, y delante de Alain, el Don Juan que todas quieren seducir en esta decimoséptima edición de Gran Hermano, le ha dedicado el adjetivo de 'guarra' al considerar que no se puede ir 24 horas y todos los días desde su llegada al programa sin sujetador, tratando de mostrar al máximo sus dos poderosas armas.

Lo que para Clara, en relación a la ropa interior, es una cuestión de higiene, para Alain es una decisión personal que ni a él ni a ninguno de los hombres de la casa les molesta lo más mínimo, lo que le ha costado al galo el calificativo de 'guarro'.

Vídeos destacados del día

Dos en uno.

Como ven, la entrada de las dos nuevas, de las que sólo quedará una de ellas este mismo jueves, ya está agitando y de lo lindo de convivencia en la casa de Guadalix poniendo nerviosa a más de una al ver cómo las hormonas masculinas se han venido ajetreando y cambiando sus miradas de bando.

Una pena que las dos nuevas no vayan a quedarse más tiempo dentro, a sabiendas de una va a ir a muerte a por Pol, y la otra va a hacer lo propio con Alain. Nos vamos a perder una auténtica guerra de gatas... si es que no llega en las próximas horas antes de la nueva expulsión.