Parecía que había pasado desapercibido pero no. Muchas son las voces que se están alzando en favor de una sanción hacia una de las concursantes que más juego está dando en esta, para muchos sosa, edición. El hecho sucedió cuando Adara bailaba cariñosamente con el controvertido Pol, en un momento el concursante se acercó demasiado o tocó en el lugar que no debía. En ese momento Adara lo apartó con un manotazo más o menos fuerte y eso lo dejo a juicio de ustedes.

Muchos han alzado la voz, sobre todo en redes sociales, a favor de una dura sanción en contra de la concursante, la cual vive ajena a la polémica y críticas que sufre su relación fuera de las cuatros paredes de la casa de Guadalix. Incluso sus familias han llegado a tener sus más y sus menos en plató teniendo una fuerte discusión en dicho lugar. No creemos que la sangre llegue al río, ni que se llegue a tal extremo de una expulsión disciplinaria, lo que sí estamos seguros es que por la mente de los dirigentes del reality ha pasado la idea de tomar medidas ante las presiones desde fuera.

Aunque claro que este no es el único problema al que se enfrenta Adara, o mejor dicho se enfrentará, puesto que su "ex" ha acudido al conocido Sálvame a hablar no precisamente de las cualidades de esta chica y seguro que no dejará de hacerlo mientras tenga posibilidades de rentabilizar dicha situación.

Ya verán que este chico no tardará en aparecer en un Deluxe con Jorge Javier al mando, ahora y cuando salga Adara. Ella tendrá que afrontar esta difícil situación al igual que dar explicaciones acerca de su relación con Pol, la que para muchos no es más que simple teatro para rentabilizar la situación, bien sea llegando a la final o bien haciendo muchos programas.

Lo que está claro es que esta chica no está pasando sin pena ni gloria por la edición de este GH 17, que se anima por momentos cuando sobrepasa ya el ecuador de su duración.

Vídeos destacados del día

Esperemos que no pare la fiesta y nos siga dando cosas para hablar y hablar, nos divierta y lo disfrutemos sin parar.