A pocos días del nuevo capítulo de dragón ball súper y de acuerdo con los avances que hemos visto, Trunks del futuro peleará con sus máximos poderes para poder derrotar a Black y Zamasu, al elevar su poder a un estado parecido al del súper sayayin dios Azul.

Después que Goku fuera vencido por Black en el último episodio, solo quedó Vegeta en pie para continuar con la batalla, pero se le puede apreciar sin ánimos de pelear y resignado, por otra parte Zamasu acusa a Trunks de ser el responsable de toda esta tragedia, y todo esto ha sido por usar la máquina del tiempo, ya que al hacer esto, Trunks ha distorsionado las líneas temporales, alterando la historia en varias ocasiones.

Trunks se siente muy furioso al escuchar las acusaciones que le hace Zamasu, y eleva su poder a límites inimaginables por ahora, se le puede apreciar en el estado del súper sayayin 2, combinado ese poder con el estado del súper sayayin dios azul, como ha podido alcanzar este poder Trunks, tal vez la respuesta es que este personaje es un sayayin híbrido. Por este motivo no podría llegar a ser un dios, pero sí podría combinar los poderes en uno solo, de manera que Trunks tiene un poder increíble y puede hacerle frente a Black y Zamasu como hemos podido apreciar en el avance del capítulo 61.

Pero este gran poder que posee Trunks solo podrá detener a Zamasu y Black por unos momentos, ya que Black Goku irá aumentando su poder mientras siga peleando. Además Goku y Vegeta han regresado al presente para aprender la técnica del mafuba, con la cual piensan encerrar a estos dos villanos, por esta razón solo logrará ganar algo de tiempo hasta que regresen Goku y Vegeta.

Vídeos destacados del día

Este nuevo poder de Trunks sobrepasa al estado del súper sayayin 3 y es comparable al súper sayayin dios azul, por lo cual nos espera una batalla épica entre Trunks y los dos villanos.

Lo más probable es que Trunks sea derrotado, pero con el regreso de su padre y Goku, este sea rescatado y así volver a pelear contra los enemigos. Se está corriendo el rumor de una trifusión, pero solo nos queda esperar.