El Dios invencible Zamasu aparece. El capítulo 63 de Dragon Ball Súper nos ha traído varias cosas: Por un lado tenemos a Vegeta, el cual termina su entrenamiento en la sala del tiempo y rebosa confianza en sí mismo. Por otro lado, Goku ya tiene listo el recipiente para realizar la técnica "Mafuba" y encerrar al Zamasu inmortal. Además, Yajirobe, con ayuda de una semilla del hermitaño, ayuda a recuperarse a Trunks del futuro. Se entera de que Mai y algunos ayudantes de la resistencia han encontrado la guarida de Black y que le van a tender una emboscada, a lo que Black sobrevive sin dificultad.

Mientras, Black dice a Zamasu que si vuelve a luchar contra Goku logrará despertar su poder por completo.

Trunks logra salvarlos tras ser descubiertos y atacados. Black y Zamasu pelean nuevamente con Trunks, quien logra herir a Black. Trunks pelea entonces contra Zamasu y cuando parece que logrará vencerlo, aparece nuevamente Black y lo atraviesa con su espada de poder. En ese instante, aparecen Goku, Vegeta y Bulma en la máquina del tiempo. Inmediatamente Black destruye la máquina y les dice que ya no podrán escapar más. De repente, aparecen Gowazu y Shin, enviados por encargo de Bills, porque él no puede viajar al futuro con el anillo del tiempo.

Como vimos en Japón muestra a Gogeta vs Black Goku y en Black Goku es Zamasu, la trama se complica, dado que Goku y Vegeta ya tienen una estrategia, quizá podrían lograr algo. Sin embargo, todo parece un plan orquestado por Black que pretende despertar el máximo del poder del cuerpo de Goku.

Vídeos destacados del día

Gowazu reprocha a Black su comportamiento, a lo que Black y Zamasu intentan asesinarlos. Por suerte, intervienen Goku y Vegeta. Comienza la lucha: Vegeta se enfrenta a Black y Goku se enfrenta a Zamasu. Vegeta logra herir a Black, el cual no se explica cómo ha aumentado su poder en tan poco tiempo. Mientras tanto, Goku enfrenta a Zamasu, pero el recipiente para el Mafuba se ha roto debido a que Black destruye la máquina del tiempo, a lo que Bulma intenta repararlo.

En el avance del capítulo 64, Goku y Vegeta están ganando la batalla contra Black y Zamasu. Estos quedan sorprendidos del repentino aumento de poder de ambos en tan poco tiempo. Desesperados, Black y Zamasu logran crear una nueva grieta en el tiempo y aprovechan la confusión para fusionarse. Ya al final del avance puede verse el nacimiento de la fabulosa fusión: aparece el nuevo Dios inmortal Zamasu, envuelto en un aura blanca con destellos blancos.