Guadalix ha vivido un momentazo televisivo único con los últimos acontecimientos ocurridos en la casa más famosa de España, una casa prácticamente sin amor y con muchas tensiones que tiene como único centro de la discordia a Miguel, el concursante más falso de esta edición de Gran Hermano 17.

La vuelta de Bea a la casa tras ser expulsada, gracias a la caja de Montse y el triunfo de Rebeca ante los seguidores del reality convirtiéndola en concursante de pleno derecho de Gran Hermano 17, con una estrategia "de corre ve y dile", que le costará su nominación la próxima semana, han marcado fuertemente la convivencia en Gran Hermano.

Miguel se reafirma una semana más como el malo, malísimo de esta edición, sus ansias de fama y protagonismo unidas a su maldad le hacen culpable de la mayoría de los problemas de la casa.

Michelle pasó por El Debate de Gran Hermano 17 sin pena ni gloria, su intervención en el programa fue tan escasa como su participación en la casa.

La relación entre Pol y Adara junto al rechazo de Fernando por Clara marcaron el transcurso de un programa lleno de amores y desamores.

Como no podía ser de otra manera, "El Cortijo de GH" analiza todo lo que sucede en "El Debate Gran Hermano" y todo lo que pasa en la casa en la que todos quieren vivir, la casa de Gran Hermano 17

El Debate de esta semana vino cargado de desamores. Fernando el falso de esta edición volvió a hacer lo que mejor sabe hacer, que es mentir, su cara de sorpresa cuando Clara le declara que siente por él algo más que amistad, es la misma que pone para todo y vuelve a negar lo evidente, quedando de cobarde.

Vídeos destacados del día

Pero la verdadera culpable de esta situación es Rebeca, la nueva entró en la casa con la táctica del "corre ve y dile", ella que viene con mucha información del exterior sabe como manejarla para hacer saltar la chispa que provoque la tensión en la convivencia. Sabía perfectamente lo que había y fue a Clara con el cuento para crear bronca entre ellos y como consecuencia la explosión de todo el grupo.

La relación entre Pol y Adara centró gran parte del programa, la pareja decidió darse una segunda oportunidad pero dicha reconciliación durará lo que Miguel quiera ya que el concursante maligno por excelencia hará todo lo posible para que Pol rompa definitivamente con Adara. El maligno con ansias de protagonismo y fama ya no sabe qué hacer e inventar para ser el protagonista de todo lo que pase en la casa, esto le pasará factura en breve y en el momento que salga nominado se irá a la calle con un gran porcentaje  por falso y maligno que se pasa el día mintiendo y buscando follones entre unos y otros.

Bea se convirtió en la primera concursante en la historia de Gran Hermano España en salvarse en la misma gala en la que fue expulsada gracias al privilegio de una de las novedades de esta edición, la caja con la "vida extra". Bea vuelve a la casa con otra actitud hacia Rodrigo el mueble, una conversación con Rebeca y su "corre ve y dile" la motivó a abrir sus sentimientos y como bien sabía Rebeca, naranjita recibió calabazas y fue otra víctima de la estrategia de Rebeca y su forma de usar la información contra sus compañeros.

Las nominadas de esta semana son: Adara, Bárbara y Montse.  

Bárbara es la gran revelación de esta edición, hay que salvarla sí o sí, es la única capaz de enfrentarse a la "chupipandi" y salir victoriosa. Adara es una retrógrada que desestabiliza a Miguel  y nada más que por eso hay que dejarla y que lo vuelva loco. Por lo tanto, Montse, la gran desconocida de esta edición, debe ser la expulsada. 

Ahí lo dejo,... dentro de muy poco, más y mejor en "El Cortijo de GH"

@ANGEL_PIZARRO