2

La introducción del dios destructor del universo seis, “Champa”, no fue simplemente por el hecho de poner en contexto la existencia de los demás universos a parte del siete y la existencia de sus dioses, kaioshin y hakaishin, sino también para dar cuenta sobre la función, importancia y presencia de las súper esferas del dragón, las cuales tienen el tamaño de planetas y están repartidas entre el conjunto de universos gemelos seis y siete.

Precisamente es de las súper esferas del dragón de donde emana el dios de los dragones Shen Long Zarama, quien curiosamente fue el que las creo en el año canónico 41 de la serie, no obstante, al ser un dios influyente en dos universos, los deseos que cumple son de potencial infinitito, es por ello que quien lo invoque será premiado con cualquier deseo que pida, para bien o para mal.

De esta manera Shen Long Zarama ha sido un participe activo en grandes cambios de la historia y en todas las líneas alternas, lanzando de modo inherente a sus deseos tres grandes dardos que hoy por hoy, han tenido como blanco principal el mundo de Trunks del futuro. Los eventos ocurridos en Dragon Ball Super están generando mucha confusión en los fanáticos, es por ello que a continuación explicaremos en cuales se ha visto involucrado Zarama y cuales han sido las grandes implicaciones.

Pese a que muchos creen que el deseo de Bills posterior al torneo de Champa, provocó efectos colaterales, la realidad es que esa intervención de Zarama fue pasiva; el primer dardo de este dios dragón en el curso de la historia y en detrimento del futuro de Trunks, fue cuando cumplió el deseo de Zamasu de trasladarse al cuerpo de Goku, dado que en ese momento se marcó el fortalecimiento y continuidad a la ideología, que se radicaría en el futuro y que además terminaría de corromper al otro Zamasu.

Vídeos destacados del día

La corrupción del segundo Zamasu, influenciado finalmente por Black provocó el segundo dardo de Zarama al convertirlo en un ser inmortal, algo que le fue indispensable para comenzar a ejecutar su plan humano cero, matando a todos los dioses en el futuro. Sin embargo, el tercer dardo no fue de manera expresa y eso es lo que confunde a muchos, dado que tácitamente anuló el Hakai de Bills sobre Zamasu, puesto que siendo un dios le cumplió el deseo de transferirse de cuerpo a otro dios, y así las cosas al cambiar de cuerpo el alma y corazón de Zamasu, hizo nulo el efecto de la técnica de Bills sobre Zamasu del presente, anteponiendo por inercia su poder sobre el de Bills y dejando el futuro hecho un infierno, tal y como estaba.