Vegeta sin duda ha superado a los enemigos, pero no será suficiente para poder derrotarlos. Estos malvados guerreros se fusionaron como ya se venía especulando, ahora esta nueva fusión será muy poderosa, incluso este nuevo dios malvado tendrá mejores técnicas de pelea y será más complicado que nuestros queridos guerreros puedan derrotar al enemigo.

Como hemos observado en capítulos anteriores, el maestro del universo diez viajó al futuro y trató de hacer recapacitar a su alumno. Dicho alumno atacó sin compasión, incluso el malvado estaba disfrutando de haber matado a su maestro varias veces y tenía el propósito de matar otra vez a su maestro.

Anuncios

La fusión de este malvado es muy poderosa, entonces es muy probable que el maestro del maligno guerrero les brinde sus aretes a los guerreros buenos de esta saga. Esto sería la solución perfecta para que nuestros queridos personajes encierren al malvado en una urna, dicha urna actualmente está rota, pero el hijo de Vegeta será quien logre unir las piezas rotas, como menciona la esposa de Vegeta en el capítulo sesenta y tres, el guerrero del futuro siempre ha sido bueno para los rompecabezas.

La saga ya estaría a punto de acabar, al menos que el enemigo huya y viaje a otro tiempo, porque sabemos que Vegeta fusionado con su amigo, son imparables y nadie los podrá derrotar.

Recordando un punto clave de esta saga, el amigo de Vegeta le comentó al dios de los dioses que le llevaría a un amigo, será muy gracioso que el amigo de Vegeta le ofrezca la urna, para que así el dios de los dioses pueda jugar un rato. No sabemos si podrá suceder esta escena graciosa, no está confirmado al cien por cien, pero sería muy gracioso al saber que el entretenimiento del dios de los dioses es nada más y nada menos que el malvado guerrero.

Aún se desconocen los límites del dios de los dioses, pero esta deidad es el ser más poderoso de todo el universo.

Anuncios

Aquí les dejo un breve vídeo donde explico quien ayudaría a Vegeta y a su amigo a fusionarse. Gracias por leer este artículo.