Las expectativas en Dragon Ball Super desde que comenzó a promocionarse la saga de Trunks del futuro rondaban alrededor del personaje de Black, dado que tenía un aspecto idéntico al de nuestro protagonista Goku y de hecho no sólo tenía el mismo físico, también tenía algunas de sus técnicas, como por ejemplo la teletransportación y el mítico Kame Hame Ha, además de tener también el privilegio de convertirse en Super Saijayin ordinario. El cual, de manera inherente a la jerarquía de Black en el mundo de los dioses, se convierte automáticamente en un Super Saijayin dios rose.

No obstante, ya está más que claro que Black es Zamasu de una época alterna, es decir, dos Zamasu de épocas distintas se juntaron gracias al anillo del tiempo y dadas sus acciones en la ejecución de “el plan humano cero”, destruyendo a todos los otros dioses, hoy son los sujetos más fuertes en el mundo de Trunks del futuro y, aparte de eso, son inmortales.

Definitivamente son villanos muy difíciles de vencer e imposibles de matar, por lo que el primer atentado estratégico ejecutado por Bills al matar a Zamasu en el presente, antes de que este se hiciera eterno, no tuvo ningún efecto en el mundo del futuro, por lo que los villanos siguen en pie de lucha buscando conseguir el exterminio total de los humanos.

Es precisamente ese efecto nulo en la acción de Bills el que ocasionó el interés de Trunks en viajar de regreso a su época y constatar por sí mismo que ya no había villanos, sin embargo, de manera sorprendente Bulma se unió al viaje. Esto fue algo que pareció un detalle menor pero que, sin duda alguna, será de mucha relevancia dado que llegados al futuro Black y Zamasu los estaban esperando. Esta circunstancia provocará que la batalla comience y sea de proporciones épicas.

Vídeos destacados del día

En medio de la batalla entre los Saijayin contra los dioses Black y Zamasu (aclaro que Black es otro Zamasu), Vegeta se verá en desventaja y parecerá estar a punto de ser derrotado. No contento con eso y por lo visto en el adelanto del capítulo 61, Black atacaría a Mai por querer interferir, sin embargo, Vegeta recibe el ataque para protegerla y se desata la furia de Trunks, que muestra su power up, no obstante, sigue sin ser rival para Black y es vencido fácilmente.

En el momento en el que Trunks es vencido, Bulma aparece pero, a consecuencia de su imprudencia, es herida de gravedad desatando en Vegeta el desespero y el poder más grande que se le ha visto hasta la fecha.