Si ya viste los últimos títulos de Dragon Ball Super, entonces sabrás que en el capítulo número 64, Black y Zamasu se fusionan para dar origen a un ser supremo o en pocas palabras a un dios. En esta nota discutiremos sobre dicha fusión y lo poderosa que puede llegar a ser.

Primero hay que aclarar que tanto Black como Zamasu se tratan de la misma persona pero en el caso de Black se trata del cuerpo de Goku y no del verdadero Zamasu, aunque esto no incide en la fusión y ambos sujetos superan el poder de un    Super Saiyajin dios azul ya que en varias ocasiones hemos visto como eluden fácilmente los ataques de Goku y Vegeta.

Además, uno de ellos es inmortal con lo cual no estaríamos hablando de un fusión cualquiera sino de una bastante especial.

El título del episodio 65 hace referencia a un dios supremo, así que basándonos en ello, esta fusión superaría los grandes poderes de cualquier dios de la destrucción complicándole las cosas a Goku y compañía. Por supuesto, recordemos que el verdadero poder de un dios de la destrucción es algo realmente impresionante, tanto así que puede desintegrar a sus oponentes tal y como hizo Bills con Zamasu. Pero   en este caso estaríamos hablando de un ser que supera ese poder.

Goku y los demás Saiyajins tendrían que buscar rápidamente una manera de poder detener a este dios lo cual supondría también otra fusión, y en este caso sería la del legendario Vegeto y, aunque para ello tendrían que viajar nuevamente al pasado para pedirle al Kaioshin sus pendientes y así fusionarse para detener a este gran y poderoso dios, no sabríamos si aún con todo su poder podría estar al nivel de este poderoso enemigo que es muy fuerte.

Vídeos destacados del día

Definitivamente, sabemos que lo mejor está por venir en Dragon Ball Super ya que en los próximos capítulos veremos mucha acción y a esta increíble fusión que superara el poder de un dios. Para finalizar, te queremos dejar a continuación con el avance del episodio número 61 de Dragon Ball Super que se estrena este sábado 8 de octubre.