El manga de Dragon Ball Súper, mes a mes nos trae grandes y nuevas sorpresas, en el número anterior habíamos tenido en primicia, la forma en la que se desarrolló la pelea entre Dabura y Bábidi, contra Kibito y el supremo kaiosama del universo 7, en la cual el único sobreviviente fue Trunks del futuro. Allí se pudieron aclarar algunas cosas, además de notarse algunas marcadas diferencias en el desarrollo de la historia con respecto al anime, una de ellas es el hecho de que Zamasu y Gowasu se encontraron con Kibito y Shin antes de que Zamasu se obsesionara con el poder de Goku.

Es así como este manga número 17 no se quedó atrás de ninguna manera e hizo muy buenas revelaciones no vistas en el anime, cuya importancia en el desarrollo de la historia es determinante y más porque la versión televisiva a cargo de Toei Animation siempre presenta muchas inconsistencias y vacíos en la lógica argumental, por lo que en lugar de ir aclarando progresivamente las situaciones, con cada capítulo confunde más. Esta reciente entrega fue bastante plana en términos generales, sin picos muy altos ni picos muy bajos, en cuanto al despertar de emociones se refiere.

No obstante, de las cosas más relevantes que pudo mostrar, fue el entrenamiento que tuvieron Trunks del futuro y Vegeta, algo omitido por completo en el anime, lo que sería una de las posibles justificaciones al hecho de que Trunks aumentara tan exponencialmente sus poderes, cuando tuvieron la primera batalla en el futuro contra Black y Zamasu, junto a Goku y Vegeta.

Por otro lado, hay que decir que el interés de Zamasu en Goku, ya definitivamente en esta versión de la serie, es en primera instancia producto de la curiosidad, y su odio hacia él vendría provocándose por envidia, al mirar su fuerza en el proyector de imágenes del pasado llamado godtuber, lo que provocó que se abriera más la herida en su ego, ya que no concibe que el poder de un simple mortal supere por tanto al de los dioses de la creación del universo 7, quienes fueron en su mayoría aniquilados por Majin Buu, en ese orden de ideas ya sabemos por qué Black dejó de ultimo en conquistar el universo 7, sencillamente sabía que tarde o temprano acabaría quedando sin dioses, a causa de la mano humana.

Vídeos destacados del día