La marcha de Mercedes Milá de Gran Hermano fue muy mal acogida por los fans del concurso más popular. Aún hoy, después de más de un mes desde que empezó la nueva edición, somos muchos los que la recordamos en cada gala y comentamos en las redes sociales con la esperanza de que vuelva como presentadora del programa.

Y lo cierto es que Mercedes parece que tampoco olvida Gran Hermano. En una entrevista realizada por Europa Press, le han preguntado sobre el tema y ha asegurado que sigue viendo todas las galas y los resúmenes. También ha dicho que es consciente de que la audiencia ha bajado en esta edición, y que desearía que el programa estuviese haciendo tres veces más audiencia que cuando lo presentaba ella.

"Los números cantan, este año está siendo más difícil para mis compañeros y yo me muero de pena”, ha dicho al respecto.

Muchos han considerado que esta frase ha sido una pulla directa a Mediaset España por haber prescindido de ella en esta edición de Gran Hermano. Como ella dijo en una ocasión, solo había pedido un poco de “cariño” (o lo que se puede interpretar como una subida de sueldo), y decidieron no aceptarlo. Paolo Vasile incluso anunció que Mercedes dejaría Gran Hermano sin siquiera haber confirmado nada con ella, según las palabras de la presentadora, que ha confirmado que se enteró tras el comunicado de prensa del empresario.

Sin embargo, esto no ha quedado así y Mediaset ha decidido responder a las palabras de Milá con respecto a la bajada de audiencia de Gran Hermano. Todo ha sido a través de dos tweets en los que se deja entrever una no muy buena relación entre la presentadora y la empresa de televisión.

Vídeos destacados del día

“Y no llegó el diluvio universal…”, dice uno de ellos, al parecer haciendo referencia a los comentarios que aseguraban que Gran Hermano estaba condenado sin Mercedes Milá.

Este es el primer tweet, que responde a las declaraciones de Mercedes:

Por el momento, parece que Mediaset está haciendo oídos sordos a nuestras peticiones de que Mercedes Milá vuelva a presentar Gran Hermano. ¿Cambiará esto en un futuro o la audiencia seguirá bajando hasta que finalmente llegue el diluvio?