Bombazo por todo lo alto el que se acaba de conocer en relación a la actualidad del programa de Telecinco 'Mujeres y Hombres y Viceversa' en el que hemos conocido que una de las tronsitas femeninas no seguirá sentada en el sillón rojo como tronista de MYHYV.

Si en un principio se dudaba entre Ana Anginas y Jennifer, corriendo los rumores sobre el abandono de una de ellas por causas que todavía no estaban determinadas, a estas horas ya se sabe que es Jenny la que no continuará buscando el amor en el dating show decano de la televisión española.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal MYHYV

Las razones son tan sencillas como que en el amor no hay cabeza que valga, ni dinero que se meta de por medio alargando un trono por motivos económicos, si la llama del amor se ha encendido y aprieta como le está sucediendo a Jennifer en estos momentos con un chico que nada tiene que ver con el programa que presenta Emma García.

A raíz de la última grabación en la que esta ha tomado parte, Jennifer ha confirmado que, en los últimos tiempos, y tras saltarse las normas, se ha estado viendo con un chico que no es del programa ni tiene relación alguna con él y con el que ha empezado a encariñarse, enchocarse, enamorarse, o como le quieran llamar a la llama de la pasión de las primeras citas.

Así pues, y ante esta nueva situación sentimental de la tronista, esta ha decidido no seguir engañando al programa y a la audiencia -a la que ya le habría engañado durante los primeros pasos de esta relación siguiendo en el trono- y dejar la televisión y el sueldo que está recibiendo en MYHYV para entregarse al cien por cien por ese hombre misterioso del que pronto les podremos dar más detalles.

Una renuncia que ha sido aceptada por el programa y que, por lo tanto, abre la puerta de nuevo al casting de ex pretendientas para que una de ellas sea la que acompañe a Ana Anginas sentada en el trono durante los próximos meses.

Vídeos destacados del día

Las quinielas ya están abiertas. 

Desde aquí queremos, eso sí, desearle a Jenny toda la suerte con su nueva relación. Cuando llega el amor, hay que cogerlo.