'Si ser tronista es esto, entonces quiero ser tronista ocho años'. Así, con estas palabras, comentaba en catalán sus primeras sensaciones tras salir de la cabaña del amor donde había tenido mucho más que palabras, besos, caricias, y todo lo que se viene después con Arantxa en la que fue, ojo, su primera cita.

Una primera toma de contacto que el tronista ya ha advertido a sus pretendientas pretende tener con todas y cada una de ellas para poder conocerlas a fondo y saber así si son la chica que está buscando, en todos los sentidos. También en la cama. Lo que no ha sentado nada bien a alguna de sus chicas ni a la presentadora Emma García ni a gran parte de los asistentes como público a la grabación en la que se ha destapado como un hombre tremendamente activo en la cama.

Si alguna no quiere pasar por su piedra, ya lo sabe: maleta y manta.

Tales son las intenciones de Suso que este, como ya comentamos antes de su inicio en el trono, le ha pedido al programa Mujeres y Hombres y Viceversa la posibilidad de que en todas sus citas, pueda disfrutar de un momento sin cámaras que permita a sus pretendientas que se suelten y se muestren ante él en todo su esplendor, sin ningún tipo de cortapisas.

Algo que no parece importar mucho a la gran mayoría de las chicas que están sentadas a su lado y que luchan por su amor, ya que al escuchar estas palabras que han indignado gran parte de la audiencia, estas no se han mutado esbozando además una leve sonrisa que deja claro que las citas sin cámaras de Suso no acaban más que comenzar todavía quedan muchos momentos muy calientes por ver en el programa de Telecinco MYHYV.

Más complicado, no obstante, será convencer a Melissa de que ella también pase por este trance que es acostarse con Suso para ver si el catalán le convence como es ella en todas sus vertientes, antes de comenzar una relación y pensar más allá en lo que podría ver después con la convivencia y un día a día que con Suso, ya se sabe, es de lo más ajetreado en la cama.

Vídeos destacados del día

Veremos cuántas acceden y cuántas lo rechazan.