Hace ya unos años, concretamente en 2014, hubo una filtración de contenido más bien subido de tono que la actriz tenía en su teléfono personal. Unos hackers consiguieron el contenido y lo publicaron en las redes.                              

En esa ocasión, fueron más las celebrities afectadas. Entre ellas estuvieron Vanessa Hudgens (famosa por "High School Musical"), Kaley Cuoco y Kim Kardashian. El movimiento fue conocido mundialmente bajo el nombre de "Celebsgate".                                                                                                                                                   Según diversas fuentes de información, parece ser que esto ha sucedido de nuevo.

Ya entonces, Lawrence movió cielo y tierra para encontrar al culpable o los culpables de tan grave violación de la privacidad, pues un acto de este calibre es considerado delito y realmente lo es. De hehco, finalmente las autoridades dieron con ellos e hicieron pagar por el delito.                                                                                                                

Sin embargo, parece ser que en cuestiones de hackeo no  hay ley que valga. Una vez más, se ha vuelto a cometer el delito y, de momento, la única afectada es la ganadora del Óscar.

¿Se filtrarán fotos compremetedoras de más famosas? ¿Conseguirán las autoridades parar de nuevo tal violación de la privacidad?

Se pueden ver las imágenes completas y hasta el último detalle de la famosa filtración AQUÍ.