El adelanto del capítulo 60 de Dragon Ball Super nos ha mostrado imágenes impactantes que, sin lugar a dudas, a cualquier fanático que lo observo logró emocionarlo y llevarlo a un nivel de ansiedad incontrolable.

Este episodio nos revela en sus escenas presentadas que llevará mucha acción y múltiples peleas, principalmente la de black y Vegeta, que se volverán a ver las caras después de que en la primera batalla Vegeta hubiera perdido vergonzosamente, apuñalado en el pecho y en tan poco tiempo.

Esta nueva batalla que protagonizarán los guerreros antes mencionados resulta muy atractiva por donde se la mire, las razones para que este acontecimiento sea tan importante son varias, pero la principal es el nivel de poder de los dos guerreros.

En este caso, si hablamos de niveles, vemos que Vegeta y Black irán con sus mejores transformaciones, uno en Super Saiyajin dios azul y el otro en Super Saiyajin rose, respectivamente. Recordemos que la primera vez que Black se enfrentó a Vegeta peleó en modo normal al principio. Ahora, en esta batalla, estos luchadores arrancan con todas sus fuerzas.

Al parecer, esta pelea se tornará muy violenta, sin embargo, se logró ver que Vegeta peleará solo y como es de suponerse, este Saiyajin rehusará a que Trunks y Goku lo ayuden en el combate.

Ahora bien, analizando las posibilidades de cada uno, notamos que Black supera con creces a Vegeta. Al menos en las apuestas preliminares, no obstante, hay que decir que Vegeta después de la derrota pudo recuperarse con una semilla del ermitaño, lo que nos confirma que este Saiyajin orgulloso ha incrementado sus poderes.

Vídeos destacados del día

Recordemos que la raza Saiyajin eleva abruptamente su nivel de fuerza en cada batalla y si está en agonía y a punto de morir, como pasó con Vegeta, eleva su fuerza aún más.

Este hecho nos hace pensar que Vegeta tendrá un papel protagonista contra Black, lastimosamente el príncipe del extinto planeta Vegeta, es muy impulsivo y con cualquier cosa o frase que le digan se descontrola mucho, llegando a perder toda su concentración, que es necesaria para batallas difíciles.

Así podemos concluir que esta pelea que se avecina entre Black y Vegeta podría ser muy pareja, salvo que Zamasu intervenga para ayudarle a Black. Algo así, le ocasionaría contratiempos para Vegeta, sin embargo, aún quedan Trunks y Goku, los cuales pueden encargarse perfectamente de Zamasu, no lograrlo eliminar como tal, pues este ser es inmortal, pero sí detenerlo por un buen rato.

Las cartas están sobre la mesa, sólo nos queda esperar a ver qué pasa en esta batalla de dioses contra Saiyajines en la que sólo un equipo será el vencedor.

Si deseas informarte, en un formato visual, sobre el capítulo 60 de Dragon Ball Super puedes ver el siguiente vídeo.