Álvaro, el concursante sevillano que recuerda al protagonista de ciertos anuncios de una conocida tienda de elctrónica, se jacta en el reality de ser capaz de abandonar a su suerte a un perro atropellado y moribundo.

Al contrario que en los anuncios a los que este personaje recuerda, "él sí es tonto". Primeramente por mantener una posición tan repugnante y en segundo lugar por ser capaz de recrearse en ella y pensar que pueda serle incluso útil para ganar el concurso.

De momento lo que si ha conseguido es llamar la atención, y mucho.

Más allá de las puertas de la casa de Guadalix los espectadores y seguidores de la plataforma han iniciado una recogida de firmas solicitando la expulsión inmediata del concursante.

Todo ocurrió cuando en una conversación mantenida por los habitantes de la casa se trata el tema de ¿Qué hacer si se atropella a un perro? De hecho se le llega a preguntar a Clara si se preocuparía por el coche o por el perro.

La concursante rápidamente contesta "Cómo voy a llorar por el coche. Me paro en el arcén, me bajo del coche y le socorro. Hago lo que haga falta".

Sin embargo estas son las palabras textuales de este concursante " ácido y guarrete" (como el mismo se describe) : "¿A ti te preocupa el puto perro? ¿Tú llorarías por un galgo? Si yo atropello a un galgo, me bajo del coche para ver si algo me ha hecho ¡Que le den por culo al animal! ¡Que se muera!"

No contento con esta escalofriante opinión llega otro "momentazo" de la casa, cuando sentados en un sillón Alvaro le dice a Paul que si un perro no quiere salir "le pones la correa y le acabas partiendo el cuello de la fuerza"

Las redes se han encendido ante las odiosas palabras del arquitecto sevillano y no sólo por estas opiniones sino por otras donde expone una mentalidad totalmente misogina al hablar de las mujeres con una absoluta falta de respeto usando comentarios tan despectivos como "yo abandono a las hembras en el mismo descampado donde me las he f..."

También se le ha tachado de homófobo al referirse a los gays como "mujeres con pene", una joyita este Álvaro.

En fin, que seguidores no creo que tenga muchos, pero detractores en las redes todos los que quiera y más y ya han combertido en Trending topic el hashtag #ExpulsionDisciplinariaAlvaro, a la que ha seguido #UnCorazonParaAlvaro y mil comentarios y fotos entre las que me quedo con una de un gato haciéndole una peineta, (y perdonen si me pongo por un momento a su altura).

El programa, siempre tachado de"telebasura" tiene su público, cosa que yo respeto enormemente e incluso considero que "al haber gustos para todos" nadie tiene que sentirse mal por pasar un rato entretenido frente a la televisión. De hecho son estos mismos seguidores quienes piden su expulsión ya que la idea de seguir el programa es entretenerse y no pasar un mal rato como sucede sólo con ver y escuchar al "guarrete"

Parece ser que en la casa sobrevuela la sombra de la prostitución, como ya ocurriera en la primera edición de este programa hace 16 años. Esperemos que esto no distraiga la atención sobre Álvaro y que oigamos las palabras "debes abandonar la casa"

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más