El martes 20 septiembre, muchos medios se hicieron eco de una noticia bomba: la cadena televisiva ultraderechista Intereconomíacerraría el próximo 20 octubre, un mes después, por sus elevadas deudas con Hacienda. Poco a poco, en los siguientes días se fue difundiendo.

Hubo reacciones de todo tipo, sobre todo de los quehabían sido atacados y difamados sistemáticamente por la cadena, y de pena por quienes la tenían como uno de los suyos, que no se perdían una emisión.

Luego salióJulio Ariza, el dueño de la cadena, que lo desmintió rotundamente y con ironía. Más clara fue una nota en el diario La Gaceta, también suyo: “Como es la enésima vez que se anuncia el cierre de este grupo de comunicación, desde Intereconomía quisiéramos pedirles a nuestros amables compañeros que nos informaran si el cierre se va a producir por la mañana a primera hora, o más bien por la tarde. Les rogamos sean precisos para poder programar la comida de ese día, las vacaciones, la salida del colegio de los niños…”

Sea cierto o no, la cadena no ha podido negar que su situación económica es desesperada.

Hace pocos años, cuando su Crisis ya era galopante, perdió a algunas de sus estrellas más mediáticas, como el periodista deportivo Josep Pedrerol, que tuvo que irse de Intereconomía y dejar de hacer Punto Pelota. Recaló inmediatamente en Atresmedia, que le dio otro programa parecido, El Chiringuito de Jugones, a la misma hora que el anterior, aparte Jugones, a la hora de comer, en La Sexta. Pero Intereconomía le debe 500.000 €, todavía no cobrados por él.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Además, la competencia de otro canal ultraconservadorc, 13 TV, éste propiedad de la Conferencia Episcopal, no sólo le ha quitado audiencia y anunciantes, sino que ha sabido contratar gente con el carisma suficiente para llevarse toda esa audiencia, como el que fuera presentador de Intereconomía, Agustín Jiménez, que de presentar El Gato al Agua, programa estrella, ahora presenta El Cascabel al Gato, a la misma hora y de parecido diseño.

Además, 13 TV tiene un diseño visual más atractivo, más cálido, lejos del estilo apolillado y triste de Intereconomía.

Claro que 13 TVtampoco está para tirar cohetes. Varias veces ha tenido que reducir personal, su audiencia no pasa de un 3 % de media y sus estudios están en una modesta nave de Prado del Espino, la zona industrial de Boadilla del Monte, y apenas tienen un plató para los telediarios y los magazines en directo, de pocos metros cuadrados.

La crisis y la falta de presupuesto, con concurso de acreedores y debiendo más dinero a todos que el tío Vázquez, llegó a tal grado que algunos días veíamos la surrealista peripecia de que algunos programas eran hechos desde los despachos de la Redacción, en vez de desde un plató televisivo. Como quien hace Televisión casera en la salita de su casa.

La diversidad actual de páginas web de la misma ideología, muchas decenas, algunas incluso con su propio canal de TV por Internet, ha sido otro detonante de esta situación agónica.

En Twitter, algunas reacciones a la supuesta noticia fueron: “Intereconomía siempre dijo que no vería la independencia de Cataluña. Y así será” o “Hace dos días se indignaba por el coste de Radio Carmena. Hoy decide cerrar para no pagar a Hacienda. ¡Muy españoles!”.Otro lloraba irónicamente: "¡Dios mío! ¿Quién me recomendará una botella de vino ahora?"

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más