El próximo jueves la audiencia decidirá si es Miguel, Candelas, Meritxell o Pablo el que abandone la casa y a pesar de que en la web de ‘Gran Hermano17’ en Telecinco la encuesta dice que será Miguel, las redes sociales tienen claro que es Pablo el que debe salir pitando para la Gran Bretaña a seguir deleitando a los londinenses con sus gofres, si ahí es donde reside y si eso es lo que hace. Más adelante explicó el porqué de todo esto.

Telecinco tiene en observación a dos grandes hermanos: Álvaro y Pablo. El primero por sus comentarios asquerosamente machistas y su incitación al maltrato animal. Son muchas las firmas recogidas pidiendo que se le expulse disciplinariamente, lo que parece que no va a pasar. Es más probable que decidan como castigo una nominación dejando en manos de la audiencia, previo pago claro, su expulsión. Ya sabemos que el programa ha perdido mucha audiencia y hay que rentabilizarlo como sea y llamar para expulsar es un negocio redondo.

El caso de Pablo es agua de otro costal. Este zamorano con acento gallego, no me diréis que no es sorprendente, máxime cuando dice que vive en Londres haciendo gofres. Pido perdón a la organización pero no me lo creo, como no me creo nada de lo que el mozo trata de vendernos.

Pablo es el miserias, el correveidile y la vieja del visillo todo en uno y eso lo convierte en un tipo inestable que temen pueda liar una tángana de proporciones épicas.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Nada más ver la que montó en la primera gala cuando creyó que no entraba a Gran Hermano nos temimos lo peor y nuestras peores sospechas se han hecho realidad.

Pablo, que se dedica a esparcir porquería a quién quiere escucharle, luego va y lo suelta todo en el ‘confe’ haciéndose la víctima de una conspiración judeo-masónica que solo existe en su mente calenturienta. Al chico no se le puede mirar, ni decirle las cosas a la cara o se va al ‘Súper’ y haciendo muecas increíbles, hace como que llora amargamente porque lágrimas, lo que se dice lágrimas, no suelta ni una.

Muchos en las redes sociales se preguntan quién ha sido el psicólogo que le realizado los test a Pablo e incluso si realmente le han hecho alguno. Tiene un odio exacerbado hacia Miguel de quién dice es su enemigo. Ahí queda eso. Hace como que escucha las cuitas de quién se le acerca pero por el movimiento de sus ojos tras las gafas, se ve como lo que hace en realidad es barruntar como puede utilizar la información en su provecho.

Cómo buena vieja del visillo (su alma mater) trató por todos los medios de jorobar a Clara y Miguel la otra noche cuando se escondieron para la operación ‘peluquín a la fuga’ y al no salirse con la suya no dudó en ir derecho al ‘confe’ a soltarlo por si a pesar de las cámaras, el ‘súper’ no se había enterado de la movida. Este chico no solo es un espía de chichinabo es también más simple que el mecanismo de un botijo.

Va de chaval inocente y cortado cuando en realidad su cabeza no deja de rumiar a quién puede dejar en evidencia. Es el nuevo aprendiz de Maquiavelo pero con mucha menos enjundia que Francisco Nicolás en ‘GH VIP 4’ que sabía cómo llevar sus ‘compis’ al retortero.

Ni Miguel, ni Meritxell ni Candelas merecen salir de la casa este jueves porque dan juego y lo van a dar más. Hay que enviar a Pablo a convivir con su coach Maite Galdeano en el ‘Contraclub’, como castigo a su deplorable actuación en este ‘Gran Hermano’ y a pensar que la audiencia es tan tonta que no ve sus artimañas y no lo va a expulsar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más