¡Momentazo el que hemos vivido en la casa de Gran Hermano 17 en las últimas horas! Poco a poco los concursantes de esta edición del reality decano de la televisión española van soltándose con sus nuevos compañeros 'de piso' y los feelings comienzan a brotar juntando a los más afines con sus pares, dejando momentos de confidencias, cariño y sobre todo compañerismo.

Un compañerismo que ha podido dar un salto a otra cosa algo más sexual, o como mínimo más íntimo, en relación a la relación que están manteniendo entre sí Noelia y Candelas, quienes parecen llevarse mejor que bien, siendo capaces de darse placeres, en el sentido más literal de la palabra la una a la otra.

Tanto ha sido así que la cordobesa que asegura ser virgen a sus 21 años, confesó haber tenido un orgasmo tras notar unas caricias de su compañera de casa en un momento épico en la historia de este programa, dado que se trató del primer orgasmo mental vivido, o al menos confesado, en la casa de Guadalix de la Sierra.

Sin haber tenido la posibilidad nunca -o al menos eso es lo que ella dice- de probar cómo es un orgasmo 'natural' es decir, como consecuencia de relaciones carnales placenteras, por ahora Noelia se conforma con soltar su imaginación cuando alguien le acaricia, le da cariño y somete a su cuerpo a sensaciones provocadas por alguien que le genera bienestar.

Según ella, lo que vivió cuando Candelas le estaba acariciando el antebrazo fue un 'orgasmo cerebral' en toda regla, llegando a vociferar a la conclusión de la emanación de placer de su cerebro un 'qué agustico me he quedado, ¡por favor!', que sorprendió al resto de habitantes de la casa de GH 17.

Vídeos destacados del día

Al parecer, esta no es la primera ocasión en la que Noe 'se va' cuando alguien le hace caricias o le provoca sensaciones de lo más placenteras en un cuerpo poco ducho a buscar el placer por las vías que el resto de habitantes de GH 17 sí que han venido explorando y prometen repetir en cuanto tengan ocasión. De momento, ella, seguirá con sus orgasmos cerebrales.