La última gal de Gran Hermano fue realmente intensa, una gala en donde podemos decir que las normas del concurso van a cambiar, ya que se iba a disponer de una repesca en donde los participantes expulsados de Gran Hermano iban a convivir entre ellos con ex-ganadores de GH en busca de la tan deseada repesca para poder volver entrar a la casa de Guadalix. Tras los acontecimientos de la última semana este sistema de juego queda en suspenso, después de que el concursante Pablo tuviese una fuerte bronca con una de las concursantes, llegándole a causar un ataque de ansiedad que acabó con el abandono voluntario de la concursante.

El presentador de la gala, Jordi fue muy esueto el pasado día 22 de septiembre, día en que se celebró la última gala de GH y no dió más detalles de tales hechos, lo que está claro es que la dirección no está muy segura de volver a meter en la casa a Amor, Mayte y Pablo, que a pesar de todo lo sucedido no tuvo reparo, ni se mordió la lengua a la hora de hablar de todo lo sucedido.

En estas declaraciones en la gala de GH él dijo abiertamente que no se arrepentía de nada y que tenía la conciencia bien tranquila.

Estas són las nuevas pautas que sigue el concurso no sabemos que va a pasar con la repesca ni de que modo se va a llevar a cabo lo que está claro es que volver a meter a los concursante expulsados en una misma casa no puede acabar del todo bien. Esta semana la exganadora de GH Marta enviará un video a los concursantes que han de realizar la respesca con las pautas a seguir para intentar conseguir dicho objetivo, a demás pronto se sabrá el nuevo concursante de Gran Hermano que traerá la locura y el desparpajo a la casa.

Estamos delante de un reality y está claro que todos quieren ganarlo, pero todo tiene un límite y este límite se supera cuando se empieza a jugar con la salud de las personas, a todo esto hay que añadir que la casa está dividida en dos bandos después de la última discusión entre las chicas, jefas, de la casa .

Vídeos destacados del día

Así está GH este año, que arde.