Ayer mientras comía, televisaron una película, y entre otros aspectos, me llamó mucho la atención ver a Robert De Niro y Robert Mitchum sentados uno frente al otro, junto a varias personas, en la misma mesa, hablando de las películas que estaban produciendo, si iban a seguir con algunas de ellas, los presupuestos y millones de dólares que se ganan o pierden, y me vino a la mente un film en el que vuelven a coincidir.

Estos grandes actores, compartirían el mismo papel de ingenioso y temible Max Cady; en El Cabo del terror, con Robert Mitchum como clásico y elegante antagonista, y en su Remake, el Cabo del miedo, con Robert De Niro, que materializó al mismo personaje de forma impecablemente aterradora y sombría. En realidad, por raro que parezca, me atrevería a poner a ambas películas a un nivel similar, pues cada Max tiene su estilo y a veces las comparaciones resultan odiosas, y es preferible disfrutar sin más, dejándose llevar.

Es poco usual ver que un remake pueda igualarse o incluso para algunos superar a su propia madre. Es en esta nueva versión, El Cabo del miedo, donde volvieron a reencontrarse los dos Roberts, pero ahora Mitchum como teniente Elgart.

Los actores en general coinciden con frecuencia a lo largo de su carrera, pero después de ver El último magnate, donde se aprecia la intensidad, dinamismo, poder, ambiciones, sueños cumplidos, rotos y por cumplir, sin olvidar la soledad del pobre Monroe Stahr, frecuente en este complejo mundo, y recordar los dos Cabos, también me pregunté cómo se siente un actor cuando otra persona interpreta "tu papel", que en realidad es el papel que te asignaron.

¿Le dio Mitchum a De Niro algún consejo interpretativo, aparte de Scorsese, cuando éste estaba preparándose el papel de Max Cady? ¿Cómo se lleva cuando un actor acostumbrado a papeles principales le ofrecen otro de menor relevancia? Hay casos en que actores han rechazado papeles principales porque tenían la cara tapada y apenas podían lucir "careto". Tanto Mitchum como Robert son grandes profesionales, y saben hacer bien su trabajo.

Como datos curiosos, De Niro tuvo que ganar importante masa muscular, y a su vez, el abogado Sam, interpretado en esta ocasión por Nick Nolte, perderla, para dramatizar todavía más al inteligente y retorcido Max. También Will Smith tuvo que muscularse durante un periodo muy breve de tiempo, cuando se preparaba para entrar en el ring como Muhammad Alí; vamos, el Cine puede ser un oficio tremendamente sacrificado.

Otro dato son los 20.000 dólares que De Niro pagó a un dentista, para que le diese a sus dientes un aspecto más demacrado y enfermizo. Jonnhy Deep iba con dientes de oro que olvidó extraerse tras el rodaje... y esto sigue y sigue... ¿Qué película os produjo mayor sensación de terror?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más