Desde que se estrenó la película Dragon Ball Z: la batalla de los dioses, la fanaticada de la obra original de Akira Toriyama volvió a reavivarse de manera masiva y más aún después de que de un modo estratégico y entre comillas “cifrado”, se dio entender que de alguna manera la historia de Goku junto al dios de la destrucción apenas había comenzado, todo se debe a que este último extendió el universo Dragon Ball a 12 mundos diferentes, doce universos con 12 dioses destructores, donde el número 7 es el perteneciente a Goku y sus amigos. Definitivamente el último diálogo de Bills con Goku en esa cinta, fue una gran estrategia para provocar que la obra volviera a estar en boca de todos, quienes aducían se estrenaría una nueva serie que continuara las hazañas de los guerreros z.

No fue hasta un año después del estreno de la batalla de los dioses, cuando se anunció otro estreno en la franquicia de Dragon Ball, una nueva película se veía venir con tema central de teaser tráiler “el peor deseo de la historia”, esta de manera subliminal e inconsciente para el fan, comenzó su publicidad desde las últimas palabras de Bills hacia Goku, por lo que naturalmente la secuela de la batalla de los dieses denominada; Dragon Ball Z: la resurrección de Freezer fue bastante exitosa.

No obstante el anuncio sobre el estreno de Dragon Ball Súper, nos tomó a todos desprevenidos y fue la mejor estrategia que se les pudo ocurrir, dado que la ansiedad jugo bastante en la mente de los fanáticos, lo que se vio reflejado en el ranking de la primera semana de emisión. Sin embargo, de todos esos aciertos estratégicos Toei Animation falló en una ocasión y fue al intentar imponer la relevancia del anime sobre el manga, y de hecho en un principio todo estaba dándose de manera satisfactoria, sin embargo, el anime ha comenzado a ocasionar desinterés entre los más adeptos, dada su simpleza y aire exageradamente infantil, saltándose detalles claves de la trama y dejando vacíos enormes en el argumento, caso contrario ocurre con el manga, el cual le da a la historia un aire de seriedad e inclusive se centra en los más mínimos detalles, superando por completo al anime en cuanto a preferencias se refiere, es por ello que quizá Toei Animación retroceda en su estrategia y vuelva a dejar ir por delante los trazos de Toyotaro, para luego adaptarlos a la serie televisiva, dado que eso es precisamente lo que los fans están comenzando a exigir.

Vídeos destacados del día