Durante todo el verano la noticia era esperada ya que Angelina Jolie y Brad Pitt no han sido vistos juntos desde Julio, pero no ha sido hasta hace unas horas cuando los medios de todo el mundo se han hecho eco de lo que era un divorcio anunciado.

Según el Daily Mail la decisión ha sido tomada por la actriz en vista de la forma en que Brad se relaciona con sus hijos. Recordemos que tienen tres hijos biológicos en común: los mellizos Vivienne y Knox Leon de ocho años y Shiloh de diez años junto a cuatro más adoptados, el último el pasado mes de Agosto cuando ya las aguas bajaban turbias entre la pareja.

El citado diario asegura que Brad Pitt tiene un problema por su adicción a fumar marihuana y a consumir alcohol lo que origina que tenga frecuentes ataques de ira que al parecer afectarían a sus hijos.

También la sombra de la infidelidad parece añadirse al capítulo de ‘diferencias irreconciliables’ aludidas por Angelina.

La actriz contrató a un detective privado para averiguar si su marido mantenía una relación con la actriz francesa Marion Cotillard con quien acaba de rodar la película Aliados sobre la segunda Guerra Mundial.

El divorcio se presenta complicado ya que ambos firmaron un acuerdo prenupcial  y en el caso de una infidelidad como parece ser, el infiel renunciaría a sus derechos sobre los hijos, por lo que Angelina Jolie quiere la guarda y custodia total de esos hijos y Brad Pitt solamente tendría derecho legal a verlos. Los papeles de la separación tienen como fecha el pasado jueves 15 de Septiembre.

Este será el tercer divorcio para ella, que estuvo casada con los actores Johnny Lee Miller y Billy Bob Thornton y el segundo para él, que dejó a Jennifer Aniston cuando coincidió con Angelina en el rodaje de Sr y Sra Smith.

Vídeos destacados del día

Angelina siempre ha antepuesto a sus hijos a cualquier proyecto de trabajo y tiene una forma peculiar de entender su educación y la relación con su suegra Jane Pitt siempre ha sido tensa porque no soportaba ver como vestía a su hija Shiloh como una princesa de cuento de hadas. Tampoco sus diferencias políticas han servido para crear cordialidad entre ellas ya que la madre de Brad Pitt no apoya los matrimonios entre parejas del mismo sexo y Angelina considera que eso es un mal ejemplo para sus hijos.

Malos hábitos, infidelidad, ataques de ira, el retrato que se hace de Brad Pitt es demoledor y puede afectar a su trabajo ¿Pero qué pasa con Angelina? ¿Es ella la buena de la película? Lo único cierto es que la separación es un hecho y que los perjudicados como siempre son los hijos.