Águila Roja llega a su fin tras nueve temporadas y ocho años de emisión. Quedan tan sólo siete capítulos para saber cómo Gonzalo de Montalvo resolverá la misión más importante a la que se ha enfrentado nunca: reconstruir su vida. Tras descubrir ser hijo del Rey y el encierro de su madre, Laura de Montignac, el héroe está fuera de sí. Ayer, en el capítulo 110, mostró toda su rabia. En un estado de ira casi mata a su propio hijo. Uno de los momentos más impactantes y terribles de este episodio.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Series

En el capítulo no faltó la nota cómica de Sátur asumiendo el papel de héroe para ayudar a su amo. Al principio del episodio, el escudero, subido en el tejado y sumido en una angustia existencial, le pregunta a Dios: "¿A mí para qué me has puesto en está vida?".

Piensa que su función en la vida es ayudar a Águila Roja y le pide a Dios que le mande una señal si es así. Tras reprocharle que nunca ha dejado de ir a misa, visualiza en dos ocasiones una estrella fugaz y piensa que Dios le está respondiendo. La escena no podía acabar sin el toque humorístico al que siempre nos tienen acostumbrados. Tal es su entusiasmo que ni siquiera se da cuenta del borde del tejado y se escurre por él.

Los capítulos de Águila Roja no estarían completos sin la presencia del Comisario y la Marquesa. Después de la boda, Hernán ha condenado a Lucrecia a una vida de austeridad y sin salidas fuera de palacio. Algo que la Marquesa no está dispuesta a aceptar, aunque intente aparentarlo delante de él. Lucrecia se ha enterado de que su esposo visita el burdel de Anaís. Tal es su enfado, que idea un plan macabro junto con su criada para contagiarle el mal francés.

Vídeos destacados del día

Cree que cuando enferme, regresará y le pedirá ayuda. 

Reencuentro entre Águila Roja y el Comisario

El reencuentro entre los dos hermanos llegó casi al final. Gonzalo descubre en la casa del Cardenal Mendoza la carta en la que el Comisario cuenta sus intenciones de coronarse Rey de las Españas. El héroe enfurecido busca a su hermano, como es habitual en su cara a cara, discute y Hernán coge uno de sus artilugios para herirlo. 

Sátur, en su afán por resolverle los problemas a su amo, escribe un esquema con dos objetivos. Por un lado, pretende reconciliar a Gonzalo con su padre y, por otro, encontrar a Margarita para casarlos. En este último le pide ayuda a Cipriano, quien duda al principio, pero acepta el encargo. Se pone manos a la obra y da con el paradero de la señora. Sátur y Cipri acuden al lugar donde vive Margarita, el Bosque de la Luz, y averiguan su secreto: está embarazada. Sin duda, un comienzo de temporada con muchas incógnitas abiertas.