Si bien es cierto que la identidad de la asesina de 'Seis Hermanas' es uno de los principales quebraderos de cabeza de las Silva, no es el único asunto que consigue quitarles el sueño. Tanto Adela como el resto de las jóvenes están volcadas en su tía Adolfina, conscientes de que le queda muy poco tiempo de vida. El gran problema es que desde que ella misma se ha dado cuenta del verdadero estado de salud que tiene, comienza a tener miedo a la muerte, incluso se siente de lo más decaída. Conmovida Adela por el estado de la mujer, terminará por confesarle que aún podría someterse a una operación muy arriesgada que le devolvería la salud, lo que provoca que tía Adolfina se llene de esperanza.

Esto abrirá una nueva brecha entre las hermanas, pues la reveladora información plantea un escenario inesperado. 

En otro orden de cosas, tras haber confirmado que Marina es la asesina del Talión en 'Seis Hermanas', Celia y Velasco no cejan en su empeño de encontrar las pruebas necesarias para acusarla de los ataques formalmente y conseguir que entre en prisión de manera tajante. La enfermera ha sabido tejer una buena red de mentiras que por el momento le ha funcionado, pero tanto la maestra como el inspector están convencidos de que, si consiguen una huella suya, podrán demostrar su culpabilidad en el caso.

La que también sigue tratando de ganar su particular batalla en 'Seis Hermanas' es Elisa, pues la joven sigue resistiéndose a la idea de que Sofía y Carlos críen a su hijo como propio.

Vídeos destacados del día

Entre don Ricardo y Sofía ya han tejido un plan perfecto para que nadie descubra nunca que el bebé es de Elisa, fruto de una relación adúltera, pero ella tiene sus propias ideas para salir airosa de la situación. De hecho, Elisa continúa con la farsa de que Carlos la forzó, algo con lo que pretende provocar que Marina la ayude a deshacerse del bebé que espera. Rosalía, por su parte, se ofrece voluntaria para acompañar a las chicas a la casa apartada de Gerona durante el embarazado y así hacer que no esté sola.