Simpática, agradable, dicharachera, sonriente, alegre, divertida y otros tantos adjetivos similares son asignables a la presentadora de Sálvame en Telecinco, Paz Padilla. Algo que como le sucede a muchos cómicos, no caracteriza su vida las veinticuatro horas del día los 365 días del año, teniendo tiempo para cambiar de ánimo y para guardarse los chistes para la ocasión adecuada.

Y es que, a pesar de lo que muchos puedan pensar, son este tipo de personas las que luego en privado son más serias, sacan más carácter y sorprenden más alejados de los focos de las cámaras, una vez alejados de ese personaje que tanto gusta en pantalla y que tan buenos resultados da, tal y como se puede apreciar, por ejemplo en la andaluza.

A ese respecto, Paz Padilla ha decidido revelar al mundo una de sus aficiones más oscuras y tétricas como es ¡visitar cementerios!, ¡ahí es nada!. Y es que la gaditana, según ha contado ella misma, disfruta muchísimo paseando entre lápidas, leyendo las historias que allí se cuentan, merodeando mausoleos y, por qué no, si se tercia, quedarse alejada viendo un entierro en la distancia. ¡Cosas de artistas, supongo!.

Algo que, además de haberlo comentado en varias ocasiones a sus círculos más íntimos, ha decidido revelar a todo el mundo a través de sus cuentas oficiales en las redes sociales en las que ha exhibido alguna foto suya de estas vacaciones paseando por un cementerio y fotografiándose allí como si se tratase de la Sagrada Familia o la Torre de Pisa. ¡Cuestión de gustos!No sabemos si Paz Padilla tendrá tendrá o no un álbum de fotos de cementerios, o si esta afición tan oscura y particular tendrá alguna otra vertiente igual de tenebrosa o si su relación con el mundo de los muertos y del más allá acabará en este particular hobby.

Vídeos destacados del día

Como era de esperar, su afición por los cementerios ha tenido consecuencias en las redes sociales donde la conductora de Mediaset ha recibido multitud de impactos y respuestas. Nadie imaginaba que Paz Padilla pudiera ser tan... ¿rarita?.