¿Qué pasa con el programa de citas que emite todos los días Telecinco? ¿estamos llegando a sus últimos días de emisión? Al parecer la cadena de Fuencarral está dudando sobre el seguimiento de este por no ponerse de acuerdo la dirección del programa con la productora. La renovación del formato que estamos viendo en este verano no ha supuesto un cambio a mejor como se pensaba, todo lo contrario, la audiencia cada vez es menos.

A esto le tenemos que añadir la mala relación de la presentadora con el nuevo director, y los constantes cabreos de Emma García, que dice estar cansada de los "niñatos". A la vuelta del parón veraniego habrá una reunión donde asistirán los directivos y miembros de la productora Bulldog para intentar llegar a un acuerdo y ver que hacen con el programa, si consiguen tirar adelante con él o bien, lo guardan para sacarlo a la pantalla cuando no tengan programación que poner.

Además, mujeres y hombres y viceversa se ha visto envuelto en numerosos escándalos judiciales. Karen (expretendienta de Labrador), Alba Casillas y por último Ana Anginas son tres de las chicas que han denunciado a la productora por estafa y montaje. En el caso de Alba, denuncia que su marcha fue provocada por las numerosas presiones de sus redactoras y guionistas, que según ella cuenta, incluso la amenazaban con echarla del programa cuando era tronista.

Bulldog, la productora del programa, sabe que están en horas bajas y que cada vez es menos la gente que lo ve. Después de ocho años la audiencia ya se cansa de ver siempre lo mismo, y más en los últimos años, que parece ser que los que participan en el programa no van a buscar el amor, sino a engañar al espectador para así hacerse famosos y ganar dinero a cuesta de él.

Vídeos destacados del día

Por eso están intentando aguantar el programa lo más que se pueda, renovando un poco la imagen, incluso tienen previsto para septiembre el trono gay que desde hace tantos años los espectadores están pidiendo, pero ¡solo con esto no bastará!, tendrán que trabajar muy duro si quieren mantener en la parrilla el dating show.