Sin duda Luis Rollán está atravesando el que posiblemente sea el peor verano de su vida, o al menos de los que recuerda de los últimos tiempos. Después de haberse convertido en las últimas semanas en el centro de la polémica tras ser acusado como el 'topo de los famosos', el periodista ha revelado que sufre una enfermedad grave.

Así ha sido precisamente cómo Rollán ha roto su silencio en medio de las vacaciones que este había iniciado hace unos días después de que su nombre no haya dejado de aparecer un día y otro en los programas del corazón y en las revistas de papel cuché siendo relacionado como el filtrador de informaciones y fotografías de muchos famosos sin que estos supuestamente le hubieran dado nunca la potestad para contarlas o publicarlas. Algo que el periodista ha querido dejar claro que nunca ha sucedido, respondiendo así a las acusaciones sobre mala práxis y de las que sigue siendo víctima.

Más allá de la vida laboral, lo cierto es que la noticia de que Luis Rollán está enfermo y que padece una enfermedad que a día de hoy no se puede curar, como es el caso del 'síndrome de Wolff Parkinson White' ha eclipsado todo este ruido que se había instalado a su alrededor para pasar a recibir muestras de ánimo de gran parte de la profesión y de los famosos, que ya han empezado a darle todo su apoyo.

Así lo ha revelado en la revista Lecturas en la entrevista en la que ha roto su silencio y en la que habla de cómo es vivir con un mal que, según sus palabras, le provoca taquicardias, arritmias y que podría provocarle la "muerte súbita en cualquier momento". Algo que al parecer no ha podido evitar una de las últimas intervenciones quirúrgicas a las que habría sido sometido.

Al parecer, según cuentan sus médicos, lo que debe hacer es evitar el estrés y tener una vida más relajada, lo que precisamente no le está sucediendo en unas últimas fechas en las que todo parece haberse torcido en su vida.

Vídeos destacados del día

Desde aquí queremos aprovechar para mandarle todo el ánimo del mundo para que salga adelante.