Las series de dibujos de los años 80 y mediados de los 90 permanecen en el recuerdo colectivo de lainfanciade varias generaciones. Fue la época de una única cadena de televisión y más tarde del comienzo de las privadas, cuando todos los Niños nos reuníamos en torno a las mismas series, los días de colegio por la tarde y los fines de semana.

Hoy en día, debido al éxito comercial en cultura y ocio de lo "vintage" y lanostalgia por los "años EGB", las series de Animación son el gran objetivo de esta eclosiónretroen versiones que modernizan su diseño e imagen visual, pero cuyo resultado nos hace preguntarnos si esto es necesario.

Series de animación clásicas en 3D

Hace unos años ya asistimos a nuevas versiones deHeidi,La abeja Maya,Vicky el Vikingo, Inspector GadgetoTortugas Ninja. Tras la primera alegría de verlas recuperadas, la realidad nos ha mostrado que todas han perdido calidad al trasladarse a una imagen tridimensional: más que ganar profundidad, se ha añadido estaticidad yartificialidada cada fotograma, reduciendo dinamismo, frescura y expresividad en el diseño de personajes y el de paisajes, pues los marcos de fondos son casi inexistentes.

La técnica ilustrativa es más compleja, pero más pobre en estilo, delicadeza y emocionalidad.

Las tres primeras series son obra de la productora belgaStudio 100,a quien debemos agradecer la vuelta de estos clásicos, pero también dudamos de los resultadosde sus actualizaciones.

Losremakesmás recientes son:

  • nuevas versiones de series de dibujos de los 80 con tecnología 3D, como próximamente la deNils Holgersson,y en cine la segunda película deDonGato;
  • reinvención encómics,con cambios totales de estética, depersonajes clásicos animados de Hanna-Barbera por DC Cómics, en nuevas series y una colección transversal.

La nueva versión deNils Holgerssontambién es obra deStudio 100.Por una parte, es positivo el que vuelva a la actualidad una serie de tanta calidad que nos marcó a muchos, y es tan poco recordada.

Sin embargo, no creo que haya envejecido mal para necesitar un remake, y las imágenes que hemos visto de esta versión en 3D, cuyo estrenose ha anunciadopara diciembre de 2016, confirman de nuevo que en vez de mejorar los clásicos, los empeoran.

Hanna-Barbera por DC Cómics

En cuanto al cambio de imagen de personajes de Hanna-Barbera para nuevas colecciones y un crosssover ("Future Quest") de la compañía DC, supone un rediseño demasiado radical con los protagonistas deLosPicapiedra,Scooby-Doo o Autos Locos, con estilohipsteren tatuajes (¿Shaggy...?!!), ropa y peinados, y unas figuras muy poco infantiles.

Lo que más llama la atención es la pérdida de laesenciapersonal y marca de identidad de cada personaje, que usaban siempre la misma ropa para que los niños se pudieran identificar mejor con ellos.

Remasterización vs. 3D

Estas nuevas versiones siempre nos decepcionan.La pregunta es: ¿por qué no se remasterizan yrestauranlos originales para mejorar video y audio?Creo que al público infantil le podrían gustar las series con el grafismo original, sin necesidad de cambios mayores, y de hecho mi experiencia con niños corrobora que suelen preferir las series originales.

En definitiva, estas adaptaciones no son ligeras modificaciones ni meros retoques:

  • empobrecen el dibujo con la técnica 3D: simplifican la imagen, perdiendo detalles, sutileza, emotividad e identidad propia, y lashomogeneizan;
  • en cómic añaden elementos estéticos que pasarán de moda en poco tiempo. Además, parecen más enfocados a adultos -nostálgicos- que alpúblico infantil.

La animación 3D está creando obras maestras en cine (Pixar), y no se trata de noactualizarlos clásicos porque "deformen" mitos de nuestra infancia, sino de que, al hacerlo, no pierdan su esencia original y encanto, y se vean tan artificiales.

También podrían regresar connuevos capítuloscombinandotecnología CGI con el dibujo de la Animación Tradicional, como hacen algunos estudios.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!