El programa de ayer nos dejó claro una cosa, que se ha hecho para dar una nueva imagen de Terelu alejada todo lo posible del sambenito de prepotente, clasista y déspota con el que se la ha bautizado en los medios. De momento están en ello y vamos a ver cómo evoluciona el invento.

Antes de la emisión del capítulo tuvimos que aguantar un previo de una hora que dormía a las ovejas y que era del todo prescindible. Luego vino ya el capítulo en sí y ahí pudimos descubrir donde viven y ¡Cómo viven! ¿Y los problemas económicos incluso con Hacienda? ¿Estaría Montoro pegado al televisor?

Twitter ardía con el hastahag #LasCampos1 y la tertulia en la que participamos un montón de gente estuvo muy divertida.

Los twits eran de lo más ocurrente y nada ofensivos aunque si hacían mención de la superficialidad reinante, los lujos excesivos y la forma un tanto borde de tratar María Teresa a su asistenta. Curiosamente fue la hermana de Terelu la que dijo que ver a su madre y a su hermana pidiendo por favor el desayuno le daba risa y era solo de cara a la grabación.

Entonces ¿Cual es la verdad? ¿La versión edulcorada dada por María Teresa Campos de que ella es como la madre de su asistenta? ¿O la explicación de Marisa Martín Blázquez diciendo que ella trata así a toda persona de su confianza? En ambos casos hay en el trato de Teresa a su empleada un punto borde rayano en la prepotencia que no pasó desapercibido a la cámara y ahí está para la posteridad.

La llamada en directo de María, la empleada, sonaba forzada.

Algunos ya habíamos visto puesta a la venta en una inmobiliaria Vip la mansión que comparte con Edmundo Arrocet a quién vimos levantándose a las doce del mediodía, dicen que por los cambios de horario ya que viaja mucho y saliendo a toda prisa de la casa.

Una aparición fugaz de menos de un minuto. Tranquilos que esta noche se nos planta en el Deluxe que hay que exprimir al máximo el rédito creado por la buena audiencia generada. El dinero es el motor que todo lo puede.

‘Las Campos’: tolerancia cero ante críticas y preguntas incomodas

Sorprendente que Terelu tras declarar: ‘Si bebiera menos estaría más delgada, pero sería menos feliz’, luego se cogiese un rebote de aquí te espero, negando lo dicho y amenazando con llevar a los tribunales a quien se atreviese a corroborar sus palabras criticándola.

La otra bronca fuera de tono y de lugar la protagonizó Teresa Campos a la pregunta de Antonio Rossi sobre la supuesta mala relación de sus hijas con Edmundo. Si las miradas matasen…..Teresa muy alterada le gritaba: ‘Por ahí no sigas porque no te lo admito. Vas a ensuciar mi relación y me vas a crear un problema. Con un whatsapp te tapaba la boca’. Antonio Rossi no sabía dónde meterse ante el chaparrón.

El morbo generado por ver como son las mansiones que habitan, si de verdad tienen una vida alejadas de las cámaras, que comen, como se comportan y si entre madre e hija hay una relación menos idílica que la que nos venden hizo el milagro y a pesar de lo farragoso de un programa que se alargó hasta las 2,30 horas, la audiencia les dio el éxito con un 18,6% de share.

Sigue la página Telecinco
Seguir
Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!