Jaime Cantizano está exultante. El presentador jerezano informaba de que iba a tomar en las próximas fechas un vuelo en dirección a Estados Unidos con la sonrisa, la expectación y la ilusión con la que los niños se levantan de la cama y marchan hacia el salón el día de los regalos de los Reyes Magos. Sabedores de que el gran día ha llegado y que lo que puede haber en el otro lado es precisamente lo que estaban esperando desde hacía muchísimo tiempo.

Eso es precisamente lo que le ocurre a conductor televisivo tras más de un año de ajetreo en busca de su primer hijo y en el que el papeleo y la burocracia por un lado, y la lógica espera que pide la madre naturaleza de nueve meses por otro, le han tenido un pañuelo hasta ahora que ya está todo listo para ver la cara de su bebé por primera ocasión.Tal y como informaba el presentador de 'Atrévete', el nacimiento está previsto para finales de este mes de agosto o, como tarde, a principios de septiembre, lo que le obliga a estar allí algo antes para iniciar los preparativos, ponerse en contacto con los servicios médicos que atienden a la madre que ha puesto a su servicio el vientre de alquiler, y ultimar los detalles de papeles y repasar los pasos el día del parto tras la gestación subrogada, que ha sido la elección final de Cantizano.

Algo que en España todavía no está legalizado pero que sí lo está en Estados Unidos, siendo este el principal lugar escogido por los españoles que, como él, optan por alquilar un vientre en el que depositar sus gametos a la espera de que se logre fecundar un óvulo de una madre que libremente decide optar al tratamiento y que renunciará a todos sus derechos de madre para ceder al pequeño a la familia de adopción, en este caso, del jerezano.

En cuanto a la baja por paternidad, Jaime Cantizano ha querido dejar claro que no tiene previsto cogerla ya que el horario de su programa de radio le permite estar en casa muy temprano, por lo que está convencido de que podrá compatibilizar su nueva vida de padre, con su actual vida laboral como padre soltero. ¡Suerte con el bebé Jaime!