¿Quien no conoce a Rubén Doblas alias Elrubius? Este chico se ha hecho mundialmente famoso y su canal de Youtube ya ronda la escalofriante cifra de 20 millones de subscriptores, si, como lo oís, está a punto de llegar a semejante cifra tan friolera. Seguramente en un futuro dicho personaje surgido de la imaginación de un joven con su cámara será digno de estudio, pues tal es su influencia que causa furor allá por donde va, aunque no todo es felicidad para el joven youtuber, pues ya se confesó con Risto Mejide, y sus palabras dejaron sin aliento a muchas fans, pues según Ruben la fama le había destrozado muchas cosas que antes poseia y que ahora echaba en falta, como era la tranquilidad.

"Averiguaron donde vivía y acamparon en mi casa" episodios como este es el que tiene que soportar el joven Rubén, y es que su fama es tal que es de los pocos que puede presumir de haber conseguido el botón de diamante en Youtube.

ElRubius volvió a subir un video, como viene siendo habitual, pero esta vez iba dedicado a su ssección de "vlogs" una sección que utilizan muchos youtubers para tener un mayor acercamiento a sus fans y hacer algo totalmente distiinto a lo que suben comúnmente. video s

En dicho se empezaba haciendo alusión al reto de la botella challenge, para quien no sepa que es esto se trata de lanzar una botella y hacer que caiga de pie, tras una intro de Humor basado en ese juego nos reveló de que trataba dicho video, iban a ir a una pokequedada en Madrid, y como era normal elRubius fue disfrazado para que no lo reconociesen.

Vídeos destacados del día

Para hacerlo mas cómico y simbólico se disfrazó de un pikachu con una máscara y  puso rumbo rubo a esa pokequedada, pobre de él, ya que ni el disfraz de pokémon ni la máscara sirvieron para que la gente lo identifiicase y empezase un aluvión de personas. Esto lo retrató de una forma muy cómica en su video.

Mas tarde se retiraron al retiro para continuar con una maravillosa tarde jugando a Pokemon Go.

En este video se puede ver la importancia de dicho personaje en la sociedad actual, pues la pasión que levanta es digna de asombro.