Si alguien ha heredado la forma de ser y la genética fiestera del que fuera monarca español hasta su abdicación, el rey emérito Juan Carlos I, ese es Felipe Juan Froilán de todos los Santos, el hijo de la Infanta Elena y de Jaime de Marichalar.

Ya todo un adulto, tras cumplir recientemente la mayoría de edad, y cuya adolescencia no ha sido nada fácil no parando de meterse en líos para salir de otros y copando las portadas informativas por los escándalos relacionado en torno a una figura que parece no tiene pinta de parar generando polémica de ahora en adelante.

Y es que en lo que lleva junto al resto de la familia real en Palma de Mallorca, Froilán ha decidido no perder el tiempo, como hubiera sido acudir a la cita por la mañana con su abuela Sofía y sus primos, obviando estar allí, y vivir mejor la noche aprovechando que, ahora sí, tiene edad legal para salir con los amigos de fiesta, visitar discotecas y beberse tantas copas como le permita su cuerpo.

Algo que, según nos cuentan distintos testigos de muchos de sus festivales, estaría haciendo un Felipe Juan Froilán que el pasado sábado decidía visitar una de las discotecas más insignes de la capital balear como es Tito's, donde fue recibido por el dueño del local, Jaime Llado, quien no dudó en acompañarle a la zona VIP y colocarle en el mejor lugar, además de regalarle una botella de bebida espirituosa de la que no tardaron en dar buena cuenta tanto el joven de la realeza como sus acompañantes.

Además de hablar y bailar con varias jóvenes durante la noche, también nos aseguran nuestras fuentes que pidió conocer en persona al otro protagonista de Tito's de esta noche, el Dj y productor musical Juan Magán, quien no dudó en acercarse a saludar y conocer al sobrino del Rey Felipe, 

Al parecer, la noche fue larga y se extendió hasta que el mismo sol apareció por la costa mallorquina en una noche que no ha sido ni la primera, ni la última de Froilán dándolo todo con sus amigos. Dicen que su salidas nocturnas tienen más peligro que las de su abuelo. Veremos si no es portada por alguna 'liada' de las suyas pronto. Por ahora, si las ha habido, se han encubierto.