Sálvame es un programa caracterizado por ser un programa donde sus colaboradores suelen pecar de  hablar más de la cuenta. No en todos los casos sucede así pero si es verdad que cuando cogen una presa pública no la sueltan hasta que no la ven descarnada y sin carne que sacar. Pero en la actualidad existe un voto de silencio, al igual que en las grandes empresas con su voto de confidencialidad, así como en un monasterio donde nadie habla. ¿Qué habrá provocado eso?

       El asunto que ha hecho que los colaboradores en ese tema lleguen a guardar un estrepitoso silencio, casi ridículo para la sociedad de hoy, pero muy normal para una sociedad donde prima el “amiguismo” y la mentalidad de “el enemigo de mi compañero/a es mi enemigo, eso sí, mientras reporte un beneficio laboral o económico”. Todo tiene relación a la protección y el mimo que Belén Esteban sufre por parte de Mediaset.

Cuando la de Paracuellos rompió con su representante Toño, día tras día, al igual que buitres volaban alrededor de Toño. Familiares, amigos, compañeros, todos perseguidos por las cámaras de Sálvame con el único fin de sacar “tajada”. Mientras tanto Toño guardaba un estrepitoso silencio.

      Cuando esta fórmula parecía llegar a su fin, los directores del programa decidieron dar una vuelta de tuerca más y claro como siempre hay personas que se venden por dinero, se llevó a cabo una rueda de Sálvame Deluxe que contó con varios programas donde se sentaron diferentes personalidades cuyo único fin era criticar al ex representante de Belén Esteban.  A pesar de todo eso Toño seguía guardando silencio.

      Las palabras amenazantes desde el programa, bien por algún colaborador o de la mismísima Esteban no cesaban y con la participación de Toño y su compañero en Levántate All Star las risas sobre Toño seguían.

Vídeos destacados del día

Pero ahora todo parece haber cambiado, ahora la figura de Toño parece no ser tan importante para Sálvame ¿cuál es el motivo?

      Parece ser que el motivo son unos mensajes que Toño tendría donde Belén Esteban daba autorización a su ex representante para llevar a cabo algunas operaciones de las que ahora ella se queja y denuncia públicamente. Parece ser que el silencio que Toño guardaba tenía un motivo y era el de recopilar toda información y prueba para poder afrontar un juicio con garantías. Según fuentes como periodistadigital o esdiario  indican que el objetivo de Toño era tener algún As bajo la manga y así poder sacar el mayor beneficio económico por las desmedidas palabras de Belén y sus compañeros.

Pueden seguir todos nuestros artículos en https://www.facebook.com/Laplumadeunoasis/