En el avance del capítulo 52 de Dragón Ball super se muestra que Kakaroto va viajando hacia el universo 10 junto al Dios de la destrucción Bills y su asistente Wiss, esta información también lo corrobora la sinopsis del capítulo 53 mediante un kanji filtrado hace unos días.

En el viaje de estos 3 personajes al planeta sagrado del décimo universo indica que Bills considera que el ki de Zamasu es bastante similar al villano de la saga de trunks “Black”. Es por ello que deciden viajar al mencionado planeta, pero es acá donde viene lo curioso ¿Por qué piden a goku que pelee contra el aprendiz de kaioshin Para disipar la duda del Dios destructor? ¿Por qué no pelea Bills?

Nosotros por nuestra parte pensamos que los dioses de los universos no pueden meterse en problemas con sus semejantes vecinos, como pasó en la saga de champa cuando este mismo se enojó con sus luchadores y Bills no dejó entrometerse a nadie argumentando que cada universo arregla sus problemas solos.

Aunque este nuevo kaioshin maligno lo haga en la tierra del universo 7, siendo de otro universo, sin embargo, quizá la causa de que Bills no se entrometa es porque Zamasu pueda tener un aliado muy cercano y ese aliado sea más fuerte incluso que Wiss lo que haría imposible interferir a los mandatarios del universo 7, dejando en manos el destino toda la humanidad a Goku.

De ser cierta esta teoría Black y Zamasu sólo sería el comienzo de esta saga y los mencionados anteriormente no serían los reales villanos sino más bien unos sirvientes del real antagonista, Ya que han sido bastante criticado después de la lucha entre Kakaroto y su versión maligna en el capítulo 50 por el bajo poder que mostró el carismático villano tan promocionado y sobrevalorado por los fans.

De cumplirse fielmente esta especulación aparte de ser más larga la saga, enriquecería el argumento agregando más personajes como Dioses o guerreros de élite.

Vídeos destacados del día

Cabe destacar que esto es sólo una teoría basándonos en los capítulos emitidos a la fecha y los kanji filtrados oportunamente.