Si os menciono el nombre de Tom Hiddleston seguro que muchos sabréis quien es o cuanto menos os sonará su nombre ya que se ha convertido en el último "chico de moda" en Hollywood.

Sus papeles de Loki en las millonarias sagas de "Thor" y "Los Vengadores", de Jonathan Pine en la laureada serie de la BBC "The Night Manager" o su último trabajo en el film "High Rise" han hecho de este británico de 35 años la última sensación y según algunos medios un serio candidato para sustituir a Daniel Craig en la nueva entrega de James Bond.

Tras la negativa de Craig ante la propuesta de encarnar una vez más al icónico agente secreto nombres como los de Hiddleston, Idris Elba o Tom Hardy sonaron como posibles candidatos y tras su trabajo en "The Night Manager" (donde encarnaba a un ex - militar infiltrado en una organización que se dedicaba al tráfico de armas) "Hiddles" (apodo cariñoso que usan algunas de sus fans) reafirmó su posición como sustituto perfecto para el papel.

Joven (pero no demasiado), británico, atractivo...tenía muchas papeletas para ser un nuevo y renovado Bond. 

Y digo tenía...

Porque algo se ha interpuesto en su camino...

Taylor Swift y una camiseta.

Os pongo en antecedentes: para sorpresa de propios y extraños hace unas semanas se confirmaba que el actor y la joven artista pop (yo nunca la he escuchado cantando country, y tú? habían comenzado una relación sentimental. Desde ese momento su noviazgo se ha convertido es una especie de novela por capítulos totalmente documentada ya que por cada paso que dan existen como mil fotografías para atestiguar el momento. De paseo por Roma, de paseo campestre por Inglaterra, paseando por la playa con la madre de Hiddleston...todo muy romántico y perfecto...hasta ayer.

Ayer Martes el mundo se despertaba con unas fotos de la pareja que aún hoy no llego a entender.

Vídeos destacados del día

En un principio se filtro una fotografía de Tom bañándose en el mar. Hasta ahí todo normal y estupendo...lo raro es que iba vestido, ¿qué sentido tiene llevar camiseta cuando estás nadando en el mar?. La explicación (por decir algo) vino cuando se publicaron las fotos donde se veía al actor de frente. La susodicha camiseta estaba estampada con un diseño que ha dejado a mitad de sus fans con la cara desencajada y a la otra mitad desternillándose de risa.

I ♥ T.S 

Esta "romántica" declaración de amor hacia su nueva chica ocupaba todo el frontal de la famosa camiseta que por si fuera poco acompañó de un "tatoo" temporal en su brazo de color rosa con forma de corazón y con la letra "T" en su interior.

¿Un apuesta perdida (que los ingleses se toman ésto muy enserio?, ¿insolación?, ¿amor galopante de verano?...nadie sabe a ciencia cierta la razón por la cual un hombre de 35 años con una carrera seria que empieza a despuntar en la dura jungla que es Hollywood ha cometido esta muestra de amor adolescente.

Lo que ha sido inmediato es la reacción casi mundial hacia las "playeras" instantáneas de Hiddleston que se han ganado la mofa e incredulidad de sus fans y seguidoras. Incluso medios como el Daily Mail se han hecho eco de la noticia vaticinando que esta efusiva muestra de amor le va a costar caro a su carrera e incluso afirman que ya puede ir despidiéndose de James Bond.

Parece que a Bond no le sienta bien ni los corazones ni el color rosa.

¿Y vosotros qué opináis?.