La que fuera niñera de Kiko Rivera y Chabelita Pantoja, Dulce Delapiedra, ha decidido romper su largo silencio y sacar a relucir todo su dolor en la que ha sido la entrevista más dura de su vida y que ha sido publicada en el último número de la revista Lecturas.

En ella se desvela que la que fuera concursante de Supervivientes lleva un tiempo recibiendo tratamiento psicológico como consecuencia del trauma y el sentimiento de culpa que le acompaña y que data, según sus palabras, del tiempo en el que ella trabajaba en la finca de 'Cantora' e Isabel Pantoja compartía su vida con el alcalde de Marbella, Julián Muñoz, ahora en prisión.

Según sus palabras, Dulce habría sido presuntamente acosada sexualmente por el ex edil de la localidad malagueña casi a diario, aprovechando las ausencias por trabajo de Isabel, y haciendo valer siempre su posición de fuerza para obtener sus deseos más carnales cubiertos con la' criada' del Clan Pantoja.

Una situación que no ha logrado superar y que le asalta todos los días en el recuerdo provocándole una inmensa tristeza que le ha llevado a buscar ayuda profesional de los médicos con el fin, no de olvidar algo que asegura será imposible de borrar de su recuerdo, sino por lo menos aprender a vivir con él y que este no le impida llevar una vida relativamente normal como ha intentado llevar a cabo en varias ocasiones.

En la entrevista a la que hacemos referencia, esta no duda de que Julián habría intentado también hacer lo mismo con más mujeres de la casa, si bien no tendría pruebas que lo pudieran demostrar, por lo que no sabe si hablamos de un presunto caso de acoso patológico o de si se trata de un caso aislado que le afectó a ella.

Con los ojos puestos en su hermana, que también pasaba largas temporadas con ellos en Marbella, Dulce sí que tiene constancia de que este le dijo en más de una ocasión que Julián "era muy putero", lo que no le sorprendió en absoluto y le llevó a hablar mal de este a su jefe, indicándole en varias ocasiones que este no le daba confianza.

Vídeos destacados del día