La suerte de que Celia haya conseguido salvar la vida de Aurora en 'Seis Hermanas' no ha sido tal, y es que la joven sufrirá su rescate en carne propia, ya que la inhalación de gas ha provocado que también ella acabe en el hospital. Una y otra serán atendidas por Marina, la secreta asesina del Talión, que podría intentar acabar con sus vidas ahora que están a su mereced en el hospital. El caso es que la ex-mujer de Cristóbal ha conseguido ocultar todas las muertes que ha provocado, incluso acercarse todo lo posible a una de las hermanas Silva sin que nadie sospeche de ella. 

Por otro lado, Elisa continúa buscando la manera de seguir adelante con su vida en 'Seis Hermanas', pero no sabe cómo afrontar el embarazo que la ha cogido completamente por sorpresa.

La joven no tiene el apoyo de Carlos, el padre, que no quiere enfrentarse con Sofía, mucho menos ahora que ha sido descubierto por ella. Además, Elisa no sospecha que su amiga ya sabe todo lo que ha ocurrido y que está tratando de hacerla pagar por lo que le ha hecho. ¿Será capaz Sofía de acabar con la reputación de la pequeña de las Silva de una vez por todas?

En lo que respecta a Blanca, todo sigue circulando en torno a Cristóbal en su particular universo, aunque también trata de ser la señora Loygorri que Rodolfo espera en 'Seis Hermanas'. Éste, por el contrario, está obsesionado con la idea de que su hermano no vuelva, ya que sabe que Cristóbal es el único heredero de las posesiones familiares y que él lo perdería todo si la verdad se supiera. Por este motivo está tratando el político de que Blanca deje la búsqueda del que fuera su amante, aunque la ayuda del secretario de la Reina se ha vuelto fundamental en este asunto.

Vídeos destacados del día

En el caso de Adela, sigue tratando de sacar adelante la sombrerería que ha montado con Antonia en 'Seis Hermanas', pero al no entenderse con su cuñada se está volviendo un asunto de lo más complicado. La viuda de Germán sabe bien que es el único sustento que tienen ella y su hija, pero las incompatibilidades con Antonia se hacen demasiado evidentes.