Lo de estudiar, memorizar, y aprender en general no parece ser el punto fuerte de Belén Esteban. La Princesa del Pueblo, que parecía estar decidida a quitarse de encima de la dependencia que supone no tener carné de conducir apuntándose a una autoescuela, por ahora deberá seguir haciendo uso de taxis para desplazarse entre Paracuellos del Jarama y los estudios de Telecinco en Fuencarral.

Y es que la colaboradora de Sálvame, que decidió apuntarse en la 'Autoescuela de los famosos' en Cuenca, donde en apenas un par de semanas parece posible conseguir el permiso de conducción gracias a unos cursos intensivos, unas facilidades únicas y un circuito de prácticas tremendamente sencillo, ni siquiera con esa ha podido conseguir el carné.

La culpa de ello la tienen, de manera oficial, los cuatro fallos que la de Paracuellos cometió en el examen teórico, uno más de los que se te permite en esta primera fase del carné de conducir previa al examen práctico, y para la que la rubia no ha dejado de buscar excusas de los más curiosas.

La primera que le ha venido soltando a su entorno es la falta de tiempo para ponerse con los apuntes y estudiar el código de circulación y el resto de preguntas relacionadas con el carné. Lo que no parece del todo serio si tenemos en cuenta que su trabajo en Sálvame no es que necesite de unas grandes labores de documentación. Si a esto sumamos los trayectos a Cuenca en los que da tiempo de estudiar más que de sobra para un teórico, parece desmontada la teoría.

El segundo argumento esgrimido por la ganadora de GH VIP 3, ha sido que ¡'fueron a pillarle'! fallando en una de esas supuestas 'preguntas trampa' que la acabaron condenando al suspenso.

Vídeos destacados del día

¡Ver para creer!.

Aunque a ella le importará poco el asunto económico, lo cierto es que tiene una segunda oportunidad para presentarse al examen teórico sin tener que abonar de nuevo las tasas a la autoescuela ni a tráfico. Si lo aprueba, llegará el momento del examen práctico y después... ¡peligro!, ¡la Esteban al volante!.