Todos conocemos a Jennifer, una tía con carácter, extrovertida y que no le teme a nada. Su primera estancia en el trono fue muy corta debido a que era la tronista del verano y solo disponía de un mes para encontrar el amor, pero con el poco tiempo que tenía no quiso arriesgar y decidió marcharse sola del programa, aunque después mantuvo una relación con Hugo, su pretendiente favorito, que tan solo duró unos meses.

Ahora y después de ser pretendienta de Labrador, los miembros del equipo de mujeres, hombres y viceversa le han dado otra oportunidad para enamorarse y le han ofrecido el trono, y ella no ha dudado y enseguida ha dicho que sí.

En esta segunda etapa como tronista tiene que compartir trono con su expareja Hugo y con su enemiga Sofía, ambos tronistas al igual que ella.

Jennifer no se achanta ante nada, y lo que piensa lo dice aunque después se vuelva en su contra, como es el caso que le ha pasado recientemente. La tronista ha sido portada de la revista "interviú", y ha concedido una entrevista muy calentita donde ha dicho unas cosas que le podrían costar su estancia en el trono.

El primer bombazo que suelta es que Labrador no es su tipo de chico, y que entró en el programa para vengarse de su exnovio (Hugo), algo que muchos dijeron pero que ella siempre lo negó, aunque dice que después de conocerlo le empezó a gustar y se quedó ahí por él, pero se tuvo que marchar porque le amargaba estar discutiendo continuamente con las demás pretendientas.

Vídeos destacados del día

Otra de las cosas que Jennifer desvela es que sí que es cierto la confidencia que le sacaron acerca de un futbolista, aunque dice que solo es un amigo, pero que se veía con él porque el chico es amigo de su representante y muchas veces coincidían en los mismos sitios, pero recalca que no tuvo nada con él.

La bomba que suelta a continuación puede ser la que mantenga a los miembros del equipo con la mirada puesta en ella, ya que dice que en algún momento se podría saltar las normas del programa, si aparece un chico que le insista y que ella crea que es su pareja perfecta. Cuando le preguntan si se puede saltar las normas, ella no lo niega, sino que dice que espera no hacerlo, pero no lo puede afirmar al cien por cien. Estaremos al tanto y veremos como ha reaccionado dirección a esta entrevista.