Jennifer puede estar viviendo sus últimos días como tronista de Mujeres y Hombres y Viceversa. Sus últimas declaraciones, actos y una ristra de confidencias que llevan el sello de su nombre la han puesto en jaque tambaleándole el sillón rojo en el que tanto juego ha venido dando en los últimos meses.

Desde que la actual tronista decidiese aceptar, hace ahora un año, el trono de verano del dating show de Telecinco, las cosas a nivel sentimental, lejos de haberle ido mejor, no han dejado de complicarse y torcerse a cada paso que daba. Cuando todo parecía que se marcharía con Hugo, alegó falta de tiempo para seguir conociendo a sus chicos para así poderse marchar sola.

Al poco de finalizar con el trono estival, arrancaba con este una relación que duró muy poco.

Tras un escueto paréntesis al otro lado de las cámaras, la guapísima joven decidió volver a la cadena de Fuencarral para pretender a Labrador, con quien llegó a tener un feeling de lo más interesante y creíble hasta que, cuando todo parecía que podría adelantar por la derecha a Thais y Ana la Veterana, favorita del valenciano por aquel entonces, decidió abandonar el programa ante fuertes rumores -que luego quedaron confirmados- de que esta mantenía una relación con un futbolista.

Poco después, se le ofrecía volver al programa como tronista de hecho y por derecho, es decir, de temporada, lo que le volvía a colocar a una serie de candidatos a ocupar su amor que por ahora no parecen haberle tocado nada de nada, salvo algún amago de deseo carnal que tampoco parece fuerte del todo.

Vídeos destacados del día

No obstante, en sus últimas declaraciones ante los medios, Jennifer ha llegado a deslizar que podría haber conocido a algún chico fuera y que está abierta a hacerlo si las cosas no le acaban de salir con sus chicos en el plató de MYHYV.

Unas declaraciones que no han gustado al programa y sobre las que lejos de recular y desdecirse se ha reafirmado asegurando que está dispuesta a saltarse las normas si encuentra a su Príncipe azul fuera del programa, lo que parece confirmar las sospechas de que este tipo existe. El trono de Jenny está en jaque... ante un amor de fuera.