Ya está en marcha el nuevo formato de verano de Mujeres y Hombres y Viceversa en el que se apuesta de manera decidida por convertir a los rostros conocidos con pasado en el programa en pretendientes VIP en un giro del dating show de Telecinco hacia un formato 'First Dates' y en el que todos los protagonistas deberán mostrar su mejor versión en vitas con desconocidos durante este mes de grabaciones.

Entre el elenco de personajes elegidos para formar parte de este experimento que supone un cambio radical al tritrono del año pasado, y a lo que se ha venido haciendo en invierno, la productora de MYHYV ha tirado de rostros como los de Ana Anginas, Facu, Jessica, Adrían Soler o Fiama y de un completo desconocido como es Víctor, lo que ha sorprendido y mucho a los presentes a esta primera grabación.

Y es que Víctor, de ascendencia extranjera, es todo uno de esos personajes que en el sur, de donde el viene, califican de 'genio y figura' y de los que te camelan hablando, tirando de acento, gracias, y galantería, como sólo allá abajo saben hacer. Eso sí, si Tito ya parecía uno de esos gaditanos salerosos capaz de llevarse a su terreno a cualquier chica, con Víctor la cosa promete más. Mucho más.

De padres franceses y alemanes, Víctor nació en Francia, por lo que su nacionalidad es la gala, pero se siente completamente andaluz después de llegar desde muy pequeño al sur de España, donde ha estudiado y hecho sus amigos y su vida, si bien esta todavía no ha sido demasiado extensa ya que, pese a todo, el joven solo tiene ¡18 añitos!.

Amante del surf, el nuevo pretendiente VIP de MYHYV trata de meterse en el mar siempre que puede, independientemente de la estación en busca de las mejores playas, donde también aprovecha para tomar el sol, tomar algo y conocer chicas cuando el mar está mucho calmado de lo que le gustaría.

Vídeos destacados del día

Además del surf, su otra pasión son las mujeres, por lo que el programa parece que estaba hecho para él. Con su facilidad de palabra y su acento, asegura que ninguna se le acabará resistiendo. ¡Veremos!