Nueva noticia de calado que tiene a los que fueran protagonistas en el pasado de Mujeres y Hombres y Viceversa como protagonistas. Ahora, con la sombra de la cárcel en el horizonte.

Quizás no sea una de las personas que más protagonismo, fama o momentos de gloria haya tenido durante el desarrollo de MYHYV o durante los bolos de después y las apariciones mediáticas de las que muchos disfrutan. Sin embargo, su nombre sí parece que puede llegar a estar en el candelero en los próximos meses como los que más.

Hablamos de la que fuera pretendienta de Pascual en el dating show de Telecinco Mireia Torremocha, quien después de vivir el capítulo más oscuro de su vida está lista ahora para enfrentarse a un juicio que puede cambiar -si es que no lo ha hecho ya- su vida para siempre, y en el que le piden cuatro años de prisión.

Los hechos ocurrieron la noche del pasado 7 de abril de hace dos años, cuando Mireia, de fiesta en la conocida sala Shoko de Barcelona, tras iniciar una acalorada discusión con una bellísima chica, modelo de 27 años para más reseñas, no tuvo otra ocurrencia, siempre según los testigos y presuntamente, que estrellarle una copa en la frente a esta joven.

Una acción lamentable que no quedaría ahí, ya que según testigos de la escena, esta, lejos de quedarse contenta con la agresión, habría utilizado el trozo más grande de los restos de la copa para rajarle la cara a la víctima dejándole secuelas y marcas de por vida e imposibilitándole para el resto de su vida seguir ejerciendo la profesión de modelo.

A las terribles consecuencias físicas de esta agresión, habría que sumar poco después de las psicológicas a través de un fortísmo cuadro de ansiedad y depresión tras conocer que nunca volvería a tener su cara anterior y que jamás podría volver a ser modelo, lo que también se pone encima de la mesa en este juicio en el que le piden a Mireia hasta cuatro años de prisión como consecuencia de sus dramáticos actos.

Vídeos destacados del día

Además de esto, también se le pide una indemnización de 16.500 euros y las facturas de las distintas operaciones de cirugía estética que esta tuvo que realizarse para enmendar los daños causados en su rostro.