En los últimos días la presentadora Mercedes Milá se ha convertido en uno de los focos de actualidad de este país tras conocerse que Telecinco había decidido relevarla de sus funciones como conductora de Gran Hermano al considerar inaceptables las peticiones de la catalana de cara a la edición número 17 del reality decano en la Televisión española.

Aunque de sus opiniones se sabe todo o casi todo, dado que no se corta un pelo cada vez que le ponen delante un micro, mucho menos se sabe de su vida personal, de la que vamos a revelar algunos de los pasajes más conocidos y que han marcado su vida y otros mucho menos reconocibles para la audiencia.

Barcelonesa, con 65 años y ningunas ganas de jubilarse, Mercedes Milá es la mayor de cinco hermanos de una familia aristócrata de la capital catalana, siendo su padre el Conde del Montseny, y al que renunció tras la muerte de este en 2012.

Hermana de Lorenzo Milá, actual corresponsal en Roma de TVE, es licenciada en Filología y Letras por un lado y periodismo por otro, siendo esta última su vocación de toda la vida y empezando su carrera en el Correo de Andalucía. Su hobby, sin embargo, siempre ha sido la lectura.

Algo que le llevó en 2010 a hacerse junto a un grupo de socios con la antigua librería Bernat de Barcelona y reformarla y que tras seis años intentándola remontar se ha convertido finalmente en una pesadilla de la que la catalana se ha cansado tras acumularse un buen número de pérdidas.

En cuanto a sus relaciones con los compañeros del medio televisivo, esta parece contarlos con las manos, ya que si bien su relación siempre ha sido cordial con sus compañeros de la televisión, con muy pocos de ellos ha fraguado una amistad real y duradera.

Vídeos destacados del día

Su peculiar carácter y su forma de ser le han llevado en la vida a tener pocos pero buenos y fieles compañeros de viaje.

En relación a sus inquietudes políticas, esta se ha mostrado cercana a las tesis conservadoras que la han colocado a la derecha del PSOE y a la izquierda del PP, siendo su rechazo a la posibilidad de la independencia de Cataluña su única revelación pública a este respecto.

Ahora, y aunque la relación con su jefe, Paolo Basile, atraviesa el peor momento desde que se conocieron, tiene previsto presentar un nuevo programa 'Convénzeme', donde autores se sentarán a su lado para tratar de convencer de que lea sus libros en unos casos y para recibir duras críticas de la presentadora. Veremos qué tal se da, pero la cosa promete.